Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 20
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Lincoln' - Lección de historia (y cine)

    Ni siquiera para un spielbergiano como yo, defensor a ultranza de la grandeza de un director que, más allá de favoritismos personales, se encuentra situado entre los más grandes del séptimo arte por méritos propios, una propuesta como 'Lincoln' podía tener, a priori, mayores riesgos. Un biopic sobre la figura más amada e importante de la política estadounidense tenía todas las papeletas para ser uno de esos homenajes desproporcionados, dedicados a la exhaustiva misión de elevar a los altares a su personaje central olvidando las formas a favor del calado universal de su mensaje de alabanza. Sin embargo, tras doce años de trabajo intensivo entre los cuales ha sumado algún que otro clásico a su extensa filmografía, Steven Spielberg sorprende con su película más íntima, casi teatral, alejada de virguerías formales, centrada en su discurso y tarea pero sin dejar de ser, desde su estupendo prólogo, gran cine. 

     
    Porque 'Lincoln' es eso, cine mayúsculo, inmenso, solemne en el mejor sentido del término, obsesionado con, a través de elementos mínimos, contar hechos grandiosos. Urge aclarara que no estamos ante un biopic al uso, Spielberg y su guionista, Tony Kushner, adaptando el libro de Doris Kearns Goodwin, ubican al presidente como parte de un contexto (la instauración de una enmienda que prohíba la esclavitud en los Estados Unidos) que es el auténtico tema central de un film que, de todos modos, no aleja su mirada de los aspectos más personales de una figura histórica apasionante. El Lincoln padre, traumatizado, marido y consejero está al mismo nivel de importancia que el político, inteligente y superdotado en su misión de hipnotizar con discursos y anécdotas. Todos sus rostros tienen uno solo, el de Daniel Day Lewis, cuya actuación es, sencillamente, inolvidable, repleta de matices, casi intimidatoria. Usando el tópico, él no interpreta a Lincoln, él es Lincoln.
     
     
    Acompañado por un reparto tan extenso como inconmensurable, donde destacan Sally Field, estupenda como la 'Señora Presidenta' y el mejor Tommy Lee Jones de los últimos años, Day Lewis guía al espectador a través de un entramado de votos, abstenciones, negociaciones y discusiones que se complementan con instantes de pura emoción cinematográfica, hallazgos visuales de primer órden, mansos y relajados como la fantástica banda sonora de John Williams. 'Lincoln' supone, en definitiva, otra obra mayor de un director en una etapa de madurez absoluta. Un cineasta que lleva años asombrando, entreteniendo, emocionando, divirtiendo y cautivando a público de todas las edades. En esta ocasión, nos regala el retrato honesto, apabullante y melancólico, de una personalidad inabarcable. Una lección de historia que termina siendo, otra vez, una lección de cine.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook