Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 23
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'El caballero oscuro. La leyenda renace' - Y todos contentos

     ¿Cómo hablar de lo que todo el mundo está hablando? ¿Cómo analizar lo que todo el mundo está analizando? ¿Cómo comentar algo que todo el mundo está comentando? Y, finalmente, ¿cómo criticar algo que todo el mundo está criticando? Con cautela y tranquilidad. El tiempo transcurrido desde el estreno de ‘El caballero oscuro’, en 2008, hasta esta tercera entrega de Batman, no solamente ha asentado el estatus de obra maestra de aquella, elevándola a las alturas del cielo cinematográfico justificado por la maestría indestructible de una película que funcionaba como taquillazo perfecto y, a su vez, como listón inalcanzable para el resto de competidores, previos y posteriores, de un cine de superhéroes que, desde entonces, no es el mismo, sino que ha situado a esta ‘El caballero oscuro. La leyenda renace’, como el gran estreno del año 2012, como una de las películas más esperadas de la última década y, en los casos más extremos, como la tabla de salvación del cine moderno. Y las expectativas, como es normal, ahogan o, cuanto menos, pueden distraer al espectador medio de lo que realmente se está viendo, el capítulo final de la trilogía de un superhéroe, el punto y final, presumiblemente, de una saga resucitada tras asesinatos perpetrados por series sesenteras y, sí, Joel Schumacher. Christopher Nolan, cuya batalla con David Fincher por el trono de mejor director contemporáneo continúa siendo apasionante, ha completado un trabajo titánico, apabullante y, que no cunda el pánico, plenamente satisfactorio.

     

    Todo en ‘La leyenda renace’ es gigantesco, monumental, excesivo. Nolan y su equipo son plenamente conscientes del punto al que han llevado a la trilogía y no escatiman en épica, acción, dramas humanos y tesis psicológicas sobre el héroe, su papel en la sociedad, sus causas y consecuencias, sus impulsos y obligaciones. Cerca de 3 horas sin descanso alguno, que dejan al espectador exhausto, anclado en su butaca ante una película que lleva el término de ‘cine espectáculo’ a su máxima expresión, depurando a base de potencia la esencia del cine de entretenimiento, sin dejar de lado el dramatismo implícito que ha abrazado la saga de modo ejemplar. Sin embargo, la perfección anhelada no existe en una película que cuenta con el guión más irregular de la trilogía, suplido por espectacularidad, donde supera sin duda alguna a sus dos antecesoras. La mano de Nolan para facturar escenas de acción insuperables sigue ahí, pero patina en lo que respecta a sus personajes, demasiados, ignorando más de la cuenta a alguno, como el Lucius Fox de Morgan Freeman y olvidando a otros, caso de Alfred, un Michael Caine permanentemente lacrimógeno. En cuanto a las novedades, Anne Heathaway como una deliciosa, en todos los sentidos, Catwoman y Tom Hardy, imponente Bane, se convierte en lo mejor de la función, todo lo contrario que el absurdo papel de Marion Cotillard, gran lastre de la película, compensado por Joseph Gordon Levitt, actor con presencia y magnetismo particular que saca adelante un personaje algo previsible. Por último, Christian Bale se reafirma como el mejor Bruce Wayne posible, otorgando intensidad y personalidad a un protagonista que, en especial en sus dos últimas entregas, se ha visto eclipsado por personajes y tramas secundarias, pero que consigue alcanzar su plenitud como leyenda y mito, como el superhéroe más completo y complejo que ha aparecido en la gran pantalla.

     

    ¿Alcanza la calidad de ‘El caballero oscuro'? No, aquello era una obra maestra. ¿Se echa en falta al Joker? Evidentemente. ¿Es decepcionante? En absoluto. ‘La leyenda renace’ es gran cine, grandísimo en algunos momentos, sobresaliente a lo largo de todo su metraje, menos profundo de lo que parece y tan majestuoso como pretende. El reflejo sombrío al que el cine de superhéroes querrá acercarse, quizás inconsciente de lo milagroso del suceso, del fenómeno marcado como pocas veces ha ocurrido entre el gusto del cinéfilo de pro y el público masivo. La historia del cine está marcada por algunas trilogías que consiguen conmover, apasionar y cautivar a millones de personas a través de los años, ya sea a través de familias mafiosas, intrépidos arqueólogos o guerras espaciales. Toca sumar a todas ellas, la protagonizada por el hombre murciélago que sobrevuela el cielo de Gotham. Batman tiene una saga a la altura de lo que merece. Christopher Nolan tiene su cima a batir. Las franquicias cinematográficas basadas en superhéroes tienen su ‘Padrino’. Y el cine de entretenimiento, de espectáculo puro y duro, tiene una trilogía histórica, referencial, generacional, emocionante y, toca jugársela contra el tiempo, inolvidable. Y todos, o casi todos, contentos.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook