Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 17
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Contagio' - Los días después

     

    Steven Soderbergh es uno de esos directores atípicos que ha conseguido una carrera tan digna como irregular. Un realizador capaz de lo mejor y de lo peor, sin límite, responsable de una de las sagas más rentables y elegantes de los últimos años (‘Ocean,s eleven’ y secuelas) y, a la vez, del notable díptico sobre la figura del Che Guevara. Todo esto rodeado de constantes amenazas sobre una retirada del mundo del cine que nunca ha llegado a materializarse. Y, a pesar de la poca admiración que le proceso, conviene decir que, en el fondo, es una buena noticia que continúe haciendo películas porque cuando no se pone moralista y pedante (las sobrevaloradas ‘Erin Brokovich’ y ‘Traffic’ son buena muestra de ello), Soderberg consigue entretener, despertar el interés, contar historias de manera directa, sin ningún tipo de artificio. ‘Contagio’, su última película, materializa este deseo y nos trae la mejor cara del director de Georgia.

    Rodeado, una vez más, por un reparto estelar donde destacan una Kate Winslet que, con un solo gesto, justifica su presencia y un comedido Jude Law, Soderbergh narra con pulso firme los días posteriores  a la aparición de un virus mortal que se propaga a nivel mundial con una temible velocidad, un punto de partida que podría haberse enfocado desde el cine más catastrofista o el más sentimental pero al que el responsable de ‘Sexo, mentiras y cintas de vídeo’ otorga un aspecto frío y cerebral, sin apenas concesiones a lo lacrimógeno, excepto en la trama, prescindible, protagonizada por Marion Cotillard o en algunos momentos, pocos, de la de Matt Damon. Lo importante en ‘Contagio’ son los días después, la capacidad de las personas para soportar el temor tras cada vaso, plato, pomo o contacto que se pueda producir con el prójimo. Soderbergh, otorgando todo el protagonismo de su película a sus personajes, los observa desde la óptica tenebrosa del virus, del pánico más pausado, impulsivo y humano posible. Cada una de las historias que se entrelazan esconde un motivo, una finalidad distinta por encima de la salvación individual, ya sea la protección de una hija, el aplauso del mundo o la felicitación de un padre.  

    ‘Contagio’ podría haber sido muchas películas diferentes pero se conforma con ser una global, repleta de miedos tan primarios como universales. Es difícil saber el modo en el que reaccionaría uno ante una situación como la que se nos cuenta pero, lo que está claro, es que no se podía contar una historia así de un modo más realista y con tanta capacidad para la identificación con alguno de sus personajes. Soderbergh, con claras influencias del mejor Fincher, hiela la sangre a través de los ojos de un virus que no conmueve el corazón pero que sí que ataca al cerebro, a los sentidos, tejiendo una tela de araña en la que se sencilla entrar pero difícil salir. Porque es probable que solamente haya una cosa con mayor facilidad para contagiar que un virus. El miedo.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook