Blog 
Opinando entre lobos
RSS - Blog de José Hernández Mondéjar

El autor

Blog Opinando entre lobos - José Hernández Mondéjar

José Hernández Mondéjar

José Hernández Mondéjar es un opinador de temas políticos que, sin tapujos, transforma en palabras el sentir de los ciudadanos de a pie.

Sobre este blog de Sociedad

El que no quiera polvo que no se arrime a la era


Archivo

  • ¿Por qué no dicen la verdad?

    Eso mismo dice mucha, pero que muchísima gente: ¿por qué nuestros políticos no dicen la verdad en vez de andarse con tantas falsas verdades? Que sí, que nos dicen de , pero aquí las verdades son las que son... las nuestras, porque las de ellos son de menos verdades.

    El pasado lunes, el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, se presentó en Murcia y aún no sabemos ni a qué ni por qué, como bien dice el presidente de la Comunidad, mi Pedro Antonio Sánchez. El buen hombre socialista vino, se rodeó de unos pocos trabajadores, porque el resto de los que salieron en la foto eran paniaguados de su partido, para decirles por millonésima vez que iba a derogar la reforma laboral. Difícil de creer. Entonces ¿a qué vino a tierras murcianas este político en la cuerda floja que igual se puede encontrar de presidente del Gobierno que en la trastienda?... Pues como no sea a comerse un pastel de carne murciano, unas buenas monas o unas marineras de la Plaza de las Flores, porque por otra cosa, no se entiende bien.

    A ver, que alguien nos lo explique. En un momento crucial para su carrera política donde igual llega a presidente del Gobierno que igual se queda de diputado y se le cae el manto como secretario general del PSOE a favor de Susana, ¡esa sí que vale! a este hombre se le ocurre venirse a Murcia a decirle a una veintena de trabajadores que tienen problemas, que si es presidente quitará la reforma laboral... ¡no hay quien se lo crea! excepto que su visita esté motivada por una petición de 'socorro' de su propia gente o por interés personal de amarrar el apoyo de los socialistas de esta Comunidad. La reunión con los trabajadores en conflicto fue la excusa, porque trabajadores con conflictos, mucho más graves, hay por todo el país y Pedro Sánchez no acude así tan fácil. A ver, ¿ha sido usted despedido? ¿su empresa ha cerrado o va a cerrar? ¿está usted buscando curro? ¿a que Pedro Sánchez no ha ido a verles? Pues eso mismo: ¡hizo un paripé con un motivo de fondo que no sabemos! O sí.

    Pedro Sánchez se debate entre la vida y la muerte política. Cada vez tiene más posibilidades de ser presidente del Gobierno, porque si se fijan bien en las noticias que nos llegan, le está dando ayuda a los independentistas, se la niega con un 'no es no' a los populares, le tiende la mano a Podemos, los de Podemos ya no son tan viscerales con el problema catalán y dicen que se entenderán con quien sea con tal de sacar a Rajoy del Gobierno, los catalanes le han quitado la prisa al proceso de independencia con un 'ya se hará más adelante' y... huele a que ya están medio entendidos para que el PSOE de Pedro Sánchez gobierne. Como dije la semana pasada, el problema radica en la gramática, en la jodida frase que contente a todos los grupos de izquierdas. Pero también tiene todas las papeletas de que si no sale presidente los suyos se lo cepillan antes de primavera. Es un todo o nada, un cara o cruz.

    No apuesten por Rajoy, que todo apunta a que pierde y él lo sabe. Sobre la posibilidad de nuevas elecciones, ná de ná ¡se entienden! vaya que se entienden todos los grupos antes que perder el sillón de cuatro años comiendo y con el poder entre las manos.

    Cabría una solución y es que gobierne Ciudadanos como figura constitucionalista entre el PP y el PSOE, pero el orgullo y la ambición extremista de Pedro Sánchez y la cabeza dura de Rajoy no lo aceptarían. Sería lo mejor para el país y para todos los españoles... pero, claro, eso es lo que menos les importa ahora.

    Ya verán como no me equivoco: la llegada de la corriente de izquierdas al Gobierno de la nación, con un Pedro Sánchez maniatado por todas partes menos por una, la reproductiva, nos va a llevar a una situación muy dura de la que nos podríamos arrepentir durante mucho tiempo. Ojalá no sea así y que, gobierne el que gobierne, lo haga con sentido común, pero viendo el que tienen en este momento, las dudas son más que las certezas.

    Contento estará mi admirado Rafael González Tovar, para el que parece vendrán buenas noticias de arriba, pero como toda moneda tiene dos caras... si la de arriba es la cara, la de aquí es el culo, ¿o no es así? Aunque ambas caras tienen algo en común: el canto de la moneda... que en este caso es la incertidumbre del futuro de ambos.

    ¿Por qué no dicen la verdad? ¿por qué Rajoy no se sacrifica y se larga dejando el puesto a alguien que no esté quemado y que pueda llegar a acuerdos con todos? ¿por qué Pedro Sánchez vende el país al diablo con tal de gobernar? ¿por qué Pablo Iglesias no dice la verdad sobre lo que se oye sobre sus trapos sucios financieros y sus juegos democráticos para coger más cuartos en el Congreso? ¿por qué Albert Rivera no pide públicamente ser él el presidente del Gobierno como opción de consenso? ¿qué hace Garzón de IU uniéndose en un grupo parlamentario con la izquierda radical separatista? ¿por qué no nos dicen la verdad? Me da la impresión de que en esta partida de ajedrez político, nosotros somos los peones que solo sirven para estorbar y a los que se les sacrifica cuando peligran los poderosos.

    Y por si nos faltaba poco por aquí, ahora dicen que por culpa de la alimentación a nuestra juventud les han bajado los espermatozoides. Vamos, de toda la vida los murcianos siendo pura sangre preñar y ahora nuestros jóvenes bajando el pedigrí... ¡pues no te jode! ¡Chicos! menos calimochos y más tinto de Jumilla, con tocino untado en pimentón, ¡pijo! ¡Ay! Señor, cuánto nos van a hacer sufrir.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook