Blog 
Opinando entre lobos
RSS - Blog de José Hernández Mondéjar

El autor

Blog Opinando entre lobos - José Hernández Mondéjar

José Hernández Mondéjar

José Hernández Mondéjar es un opinador de temas políticos que, sin tapujos, transforma en palabras el sentir de los ciudadanos de a pie.

Sobre este blog de Sociedad

El que no quiera polvo que no se arrime a la era


Archivo

  • La reprobación

    ¿Sabían ustedes que en el pleno del Ayuntamiento de Cartagena del próximo miércoles, se va a presentar una reprobación contra nuestro alcalde José López, por parte del concejal y líder del partido Ciudadanos, el señor Padín?

    No, no piensen que nuestro querido alcalde ha hecho algo indecente que merezca una reprobación, porque si lo hubiese hecho, cosa casi imposible en una persona de su talla humana, no haría falta que lo reprobasen, se marcharía él solito. Sencillamente, la reprobación al alcalde por parte de Padín es una rabieta enmascarada, a la que le han echado fuego los populares.

    Esto me recuerda a mis tiempos de colegio, en donde siempre habían algunos compañeros expertos en azuzar a alguien, no demasiado listo, para que se pegase con otro, siempre más fuerte, por un 'se ha cagado en tu padre'.

    Algo así debe estar ocurriendo en este Ayuntamiento de nuestros pesares. Por un lado Padín no supera el 'trauma' folletinesco del 'cortito' y por otro los espejeros, como azuzadores, deben estar calentándole la oreja para que se líe a hostias verbales. Una verdadera faena, porque pretender que un maletilla toree a un miura de 600 kilos, es como ocurría en el patio de mi colegio.

    Reprobar Padín a un alcalde que hace tan sólo seis meses que está en el cargo, que se ha encontrado un Ayuntamiento embargado por Hacienda por la mala gestión que hicieron los pilaristas, hoy en la oposición; y además, reprobar a un alcalde que en medio año se ha ganado el aprecio de la mayor parte de la ciudadanía, que es querido por donde va, que se mezcla sin guardaespaldas con el pueblo, que es sencillo, cercano y humilde, ya más que parecer 'cortito', da la sensación que tiene dentro un solar político lleno de escombros.

    La reprobación a un alcalde se le hace para cambiarlo porque su gestión sea un desastre y el clamor de la gente un único grito pidiendo que lo echen. Pero no es el caso. El alcalde Pepe López aún no ha empezado a gobernar, pues con los 47 euros que dejaron los populares, poco está pudiendo hacer, y encima, ahora le rechazan los presupuestos.

    Ni los de Ciudadanos ni los populares tienen madurado el sentido común mínimo para la política que todos los que están cobrando de nuestros impuestos, debieran tener.

    Padín representa a un partido político que goza de la confianza y simpatía de los españoles, pero eso no significa que pueda hacer lo que le venga en gana, pues, aunque ya hace tiempo que es una tara para su partido, ya comienza a ser muy pesada.

    A pesar de todo, debiera pensar, dentro de su impreparación actual para la política, y si no es capaz de verlo que alguien se lo explique, que en estos momentos lo que la ciudad de Cartagena necesita es unidad y serenidad para remontar el enorme foso letrinoso en el que nos metió el pilarismo, que no es otro que el enorme endeudamiento y el embargo del Ayuntamiento por parte de Hacienda. Mientras no salgamos de ahí poco puede hacer un equipo de Gobierno, sea del color que sea, por todos nosotros, pero eso para el líder de Ciudadanos no debe ser ni prioritario ni importante.

    Así que, el señor Padín debiera hacernos un favor a los cartageneros, primero dejándose de reprobaciones viscerales, sin sentido, innecesarias y teledirigidas, que no hacen más que acentuar el nuevo apellido que la gente le pone por esos bares de la ciudad y, en segundo lugar, aprobar los presupuestos apoyando al actual alcalde en beneficio de toda Cartagena, demostrando así que sí es un político con personalidad propia y que trabaja en beneficio de los cartageneros por encima de los intereses de su partido y de la caótica oposición. 

    Hoy por hoy, los que le azuzan no son una buena compañía, por un lado lo achuchan para que haga el ridículo y por otro consiguen que la plebe se descojone del representante de Ciudadanos, un circo innecesario en estos momentos tan difíciles como los que estamos viviendo y al que el partido Ciudadanos no debiera prestarse. Como Albert Rivera se entere de lo que están haciendo los de por aquí..., mal futuro tienen.

    Por cierto, ¿de verdad pretende Padín, con la reprobación, quitar de alcalde a Pepe López, mi héroe de Cavite?..., y si lo consigue a quien va a apoyar, ¿a Espejo?, ¿a él mismo?..., ¡ay!, ..., no..., si ya verán,... al final terminaremos dándole la razón al alcalde con aquello de «...eso ya lo es».

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook