Blog 
Oigo visiones
RSS - Blog de Nacho Tornel

El autor

Blog Oigo visiones - Nacho Tornel

Nacho Tornel

Como concejal del Ayuntamiento de Murcia por Izquierda Unida- Verdes intentaré seguir el propósito que siempre me ha movido: estar al servicio de un mundo un poco mejor. A veces para solucionar problemas y otras para crearlos, porque las dificultades pueden ser buenas si nos hacen despertar. Pondré ...

Sobre este blog de Sociedad

Espacio para reflexiones políticas sobre la actualidad en la ciudad de Murcia desde una perspectiva de Izquierda.


Archivo

  • 02
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Usted al paro, Berberena al yate.

     Andábamos inmersos en la batalla por la regeneración del barrio La Paz, hace unos años. Ya había desembarcado López Rejas con su proyecto. En realidad, sus proyectos. Porque han sido varias las propuestas presentadas por este sujeto, avalada cada una por estrellas del urbanismo. La Asociación de vecinos defendió siempre una intervención pública, protagonizada por el ayuntamiento de Murcia y personalizada en el alcalde Cámara, como mejor garantía de seguridad para los derechos de los vecinos. Ya existía la famosa y ahora burlada Asociación de propietarios, nacida al calor del megaproyecto que nunca llegó. Nos reunimos varias veces la Asociación de vecinos con el concejal de Urbanismo, Berberena, el de las fotos en el yate, para exponerle este criterio y pedirle su intervención directa en todo el proceso. Un día, un compañero dio un golpe en la mesa, harto de escuchar a este señor darnos largas y reírse de nosotros. Lo entendió al momento.

    Ahora, la anécdota. Habíamos confirmado cita para una nueva reunión entre la Asociación de vecinos y Berberena, una tarde a las 17h. Pretendíamos incidir en que Berberena nos facilitara una entrevista con Cámara para solicitar su implicación y la de la administración pública en la remodelación de La Paz. La misma mañana me llamaron de Urbanismo para desconvocar la reunión por compromisos municipales del concejal. Uno no es ni mucho menos un lince, pero a estas alturas de la vida algo viene aprendiendo. Lo que hice fue presentarme diez minutos después de la hora de la reunión en el edificio de la Gerencia de Urbanismo, como si se mantuviera la cita. Algo me decía que iba confirmar mi sospecha. Al llegar a la puerta solo tuve que decirle al agente: “Vengo a la reunión de los vecinos de La Paz con el señor concejal”. Muy amable, el agente me indicó que ya estaban reunidos. Me disculpé por llegar tarde y subí al despacho que me indicó el señor. Cuando llegué a la puerta decidí entrar sin llamar, cosa poco educada, y me encontré con lo que esperaba. Algún poeta habla de descubrir la novedad de lo cotidiano, pero ese es otro asunto.

    Allí estaban, mirándome con los ojos abiertos, los representantes de la Asociación de propietarios admiradores de López Rejas, el presidente de la Junta municipal Este y el señor Berberena. Saludé a todos, no individualmente sino con un ‘buenas tardes’ colectivo. Tras unos segundos, solo Berberena fue capaz de reaccionar y llevarme cogido del brazo al despacho de al lado para asegurarme que era una reunión inesperada, improvisada y que tenía que marcharse a toda prisa a una reunión de Junta de gobierno y no podía explicarme nada más.

    Lamentablemente, no hay fotos del hecho, como con el yate. Pero la mentira, otra, queda aquí reflejada. No es nada del otro mundo, es una minucia, pero refleja el perfil humano y político de quien ha dirigido ese urbanismo del pelotazo. Mucho más grave es mentirle a un juez. Y un error de bulto: no se hace uno fotos en el yate. Nunca.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook