Blog 
Oigo visiones
RSS - Blog de Nacho Tornel

El autor

Blog Oigo visiones - Nacho Tornel

Nacho Tornel

Como concejal del Ayuntamiento de Murcia por Izquierda Unida- Verdes intentaré seguir el propósito que siempre me ha movido: estar al servicio de un mundo un poco mejor. A veces para solucionar problemas y otras para crearlos, porque las dificultades pueden ser buenas si nos hacen despertar. Pondré ...

Sobre este blog de Sociedad

Espacio para reflexiones políticas sobre la actualidad en la ciudad de Murcia desde una perspectiva de Izquierda.


Archivo

  • 18
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Urbanismo a la carta (trucada)

     

    Me van a perdonar los señores y señoras a cargo de la información escrita en esta región pero hoy no estoy para dulces de Navidad. Lo siento de veras. Saben ustedes desde ayer que el Tribunal Supremo ratificó (del verbo ratificar) una sentencia (sic) de la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Murcia que declaraba el llamado "teletransporte" como práctica urbanística contraria a la Ley Regional del Suelo. Es decir, práctica ilegal. La bendita radio nuestra de todos los días, en este caso (sin menosprecio de ninguna otra) la SER, anunciaba esta bomba informativa y política.

    Igual que algunos maestros disponen del Certificado escolar, algunos lectores ponemos atención a los titulares de las noticias escritas. Ambos diarios escritos (lo de las ediciones digitales resulta clamoroso) amanecen hoy con foto enorme en portada sobre los cócteles lanzados contra vehículos de la Policía. Parece que los protagonistas del altercado tuvieron cuidado de no provocar daños personales, al contrario que algún animal de bellota uniformado que pateó en el suelo a una persona indefensa el pasado 14 de noviembre. La vara de medir, por favor.

    El diario La Verdad dedica el mínimo espacio posible a la sentencia del TS en su portada, no vaya a ser. El titular es para enmarcar: "El Supremo falla que no se puede edificar viales en suelo protegido". Sinceramente, ignoraba que esto estuviera permitido antes del fallo del TS. En el interior, la velada de anoche del Foro Nueva Murcia (tiene guasa el nombre cuando uno ve a los mismos caciques de siempre en la reunión), ese club de la murcianía bendecido por el Cardenal Mendoza, donde un señor vino de Europa a traernos el regalo de Reyes en forma de tijeras recortadoras, tiene mucha más dimensión y fotografía. Al lado, la visita al cura antidesahucios de Lorca, con mucho cuidado de no sacar a Valcárcel en la foto.

    El titular de interior (¡página 10!) sobre el fallo del TS dice: "El Supremo asesta un golpe al urbanismo de la Comunidad". Por fin. Además, el desarrollo de la noticia no está mal. Gracias. Yo titularía que la Comunidad asesta un duro golpe al urbanismo, pero ya he dicho que no estoy para bromas.

    Por su parte, La Opinión titula en páginas de interior que el TS "pone en entredicho" el teletransporte. Teniendo en cuenta que se trata de una sentencia  contra la que no es posible recurso alguno, me parece que la definición no hace referencia a la contundencia del hecho.

    Hasta aquí el cabreo con los medios de comunicación. Ya me calmo.

    Decía que la noticia y la sentencia son de tal calado que debiéramos estar hoy mismo pidiendo la dimisión de todos los responsables del urbanismo de esta Región y de sus jefes. La payasada disfrazada de entrevista que el presidente Valcárcel ofreció el pasado domingo era antesala de esta sentencia, aunque ya no engaña ni a los suyos. Hay que ser desahogado para venir diciendo ahora que se equivocó, no, que nos equivocamos con el modelo urbanístico. Mon cul, Monsieur le président, que ahora debe repasar el francés para pedir el aperitivo en la Grand Place de Bruselas. El urbanismo de esta Región ha sido planificado al detalle, al milímetro para favorecer los intereses partidistas y particulares de unos pocos. Para crear riqueza efímera, hoy almacenada en unos pocos bolsillos y en cuentas extranjeras. Y para el resto de los ciudadanos, para el 99%, paro, miseria y rebajas de enero en diciembre.

    En la ciudad de Murcia hemos visto el mejor ejemplo. Lo vemos todavía. Un ayuntamiento con 130 millones de euros menos en su presupuesto, que ahora se enfrenta con esta sentencia a una situación inviable. Con el agravante de los casos Umbra y Barraca rondando sobre las cabezas de los máximos responsables del urbanismo hoy declarado ilegal, incluido el actual primer edil. Con los compromisos de los beneficiados por el teletransporte sin cumplir, en forma de colectores, viales y otras infraestructuras que no van a acometer y nadie les va a exigir. Con las investigaciones en marcha.

    Menudo papelón. Creo, sinceramente y sin animadversión alguna (no soy más que un puñetero concejal de la oposición frente a un alcalde con mayoría absoluta desde 1995) que el señor Cámara debe dejar su puesto a tiempo y con dignidad. La sentencia de la Justicia cuando pase por Cieza camino de Murcia corre peligro de perder color por el sol tan fuerte de nuestra Región, pero la sentencia política debería obligarle a algo más que volver a guardar silencio. Ya tuvimos bastante con 40 años de silencio.

    Me voy a clase. Ya la llevo preparada.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook