Blog 
Oigo visiones
RSS - Blog de Nacho Tornel

El autor

Blog Oigo visiones - Nacho Tornel

Nacho Tornel

Como concejal del Ayuntamiento de Murcia por Izquierda Unida- Verdes intentaré seguir el propósito que siempre me ha movido: estar al servicio de un mundo un poco mejor. A veces para solucionar problemas y otras para crearlos, porque las dificultades pueden ser buenas si nos hacen despertar. Pondré ...

Sobre este blog de Sociedad

Espacio para reflexiones políticas sobre la actualidad en la ciudad de Murcia desde una perspectiva de Izquierda.


Archivo

  • 14
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Primeros pasos

    El pasado sábado, 11 de junio, se constituyó la nueva Corporación municipal de nuestra capital murciana. La cosa fue bien, normal, salvo alguna pequeña perullada de escaso respeto por el propio acto. Pero nada.

    A la salida, frente a los acampados de la Glorieta, a una señora que abandonaba el edificio consistorial se le escapó por dos veces un dedo erecto hacia ellos. Pequeña torpeza que provocó alguna ira verbal excesiva. Pero nada grave. Nos estamos volviendo tan civilizados que esto aburre un poco.

    Dentro no era día de hacer valoraciones políticas porque estábamos más en lo ceremonial. Vale. Lo que pasa es que a uno no se le van de la cabeza los temas importantes de esta ciudad y sus habitantes, e incluso en los discursos protocolarios encuentra motivos de reflexión.

    Sé que no era el día pero a nuestro alcalde se le escapó un discurso sobre la ciudad que me hizo mirar en mi DNI por si resido habitualmente en otra localidad y no me había dado cuenta. No era día de valoraciones políticas pero sí de expresión de intenciones, y éstas merecen tocar la realidad para ser veraces. Don Miguel Ángel prescindió en su discurso de cualquier capacidad para hacerse presente en la vida cotidiana de sus administrados. Quiero decir, para reconocer sus dificultades y sus necesidades. Otra cosa es repartir pasteles de carne en las fiestas.

    No era día, pero no se mantiene un discurso incapaz de establecer retos ante problemas de cada día. Un discurso triunfalista con la que está cayendo. Un discurso de quien lleva quince años gobernando y no plantea la menor revisión de su proyecto.

    Hemos recibido con sincera satisfacción las intenciones de consenso y de entendimiento en los temas que gestione el ayuntamiento. En eso coincidimos todos. Pero qué extraño hablar de nuestros barrios en clave de progreso, por ejemplo, sin mencionar siquiera la intención de mejorar algunas situaciones dolorosas (La Paz, Espíritu Santo, Los Rosales, ...) Qué extraño oir hablar del progreso urbanístico de una ciudad con barrios fantasma, en los que se ha construido ya lo que estaba previsto para otros diez años. Es decir, donde hemos fundido el empleo que podría haberse sostenido en todos esos años. Qué extraño lo de la Oficina de la accesibilidad, tan inconcluso.

    Sé que no era el momento, de acuerdo, pero pensaba que vivía en otra ciudad.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook