Blog 
Oigo visiones
RSS - Blog de Nacho Tornel

El autor

Blog Oigo visiones - Nacho Tornel

Nacho Tornel

Como concejal del Ayuntamiento de Murcia por Izquierda Unida- Verdes intentaré seguir el propósito que siempre me ha movido: estar al servicio de un mundo un poco mejor. A veces para solucionar problemas y otras para crearlos, porque las dificultades pueden ser buenas si nos hacen despertar. Pondré ...

Sobre este blog de Sociedad

Espacio para reflexiones políticas sobre la actualidad en la ciudad de Murcia desde una perspectiva de Izquierda.


Archivo

  • 06
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El cheque

     

    Son muchas las Juntas municipales que han decidido emplear parte de su presupuesto como donación a entidades de ayuda a familias necesitadas, especialmente angustiadas hoy por las condiciones económicas de esta estafa que llamamos crisis. En las escuelas también se reciben solicitudes para entregar alimentos en los centros, generalmente de parte de la parroquia próxima.

     

    Esta actuaciones son parte de los mecanismos de autoprotección que los ciudadanos elaboramos a partir de convicciones éticas o religiosas del todo respetables, mediante las cuales gestionar eso que llamamos solidaridad. Personalmente, preferiría que el profesor de religión de mis hijos argumentara su colaboración en esta recogida de alimentos con una buena explicación en clase sobre las razones por las que hay gente pidiendo pan y leche a la puerta de Caritas o del párroco de su barrio. Seguro que sus alumnos le entenderían y preguntarían cosas importantes para su crecimiento personal. Claro que igual le pasa como a Helder Cámara: “Si doy comida a los pobres me llaman santo; si pregunto por qué pasan hambre me llaman comunista”.

     

    El otro día leí en prensa la entrega de 7.500 € por parte de la Junta municipal Este (La Paz, La Fama, Vistabella) con el fin de adquirir alimentos para las familias que en estos barrios no pueden ni alimentar a sus hijos. El vocal de IU-Verdes votó a favor. Su decisión fue respetada por ser la persona próxima a la situación de estos barrios y que goza de la confianza de la organización para su tarea. Los hechos que se han producido luego corroboran algunos de mis temores. En breve los daré a conocer.

     

    Pero hay otros hechos que actúan como precedentes y que no puedo olvidar a la hora de valorar esta decisión de la Junta, a propuesta de los representantes del PP. El primero es el más general. ¿Van a explicar los responsables de la Junta dónde quedaron las promesas de progreso para el barrio La Paz que han protagonizado su discurso político durante los últimos 8 años?

     

    De aquella colección de fotos, abrazos, exposición de maquetas y circos varios no queda nada. Pedro Salinas describió este estado de enamoramiento.

     

     “Lo que eres

    me distrae de lo que dices.

     

    Lanzas palabras veloces,

    empavesadas de risas,

    invitándome a ir

    donde ellas me lleven.

    No te atiendo, no las sigo:

    estoy mirando

    los labios donde nacieron.”

     

    Recuerdo una carta publicada en prensa de una vecina de La Paz acusándome de haber roto su sueño de, por fin, ver a los Reyes llegar al barrio. Tendrá que seguir conformándose con ver un ratito al señor alcalde el día que inauguren el Belén en el Centro cultural, como cada año. Le animo a preguntarle a él.

     

    (Por cierto, la expulsión de la mula y el buey del pesebre navideño por parte del Papa representa una verosimilitud histórica rigurosa, por una vez. Intente leer el censurado por el mismo Benedicto y magnífico libro de José Antonio Pagola: Jesús. Aproximación histórica. PPC. Ocho ediciones de septiembre de 2007 a febrero de 2008)

     

    El otro recuerdo que me vuelve a la puñetera memoria con esto del cheque a Caritas es el conflicto que el presidente de la Junta, don Rafael Gómez, sostuvo con motivo de la solicitud del equipo de Caritas La Paz a la Comunidad Autónoma de un local de su propiedad, con objeto de emplearlo como almacén y centro de distribución de alimentos.

     

    ¿Podría el señor Gómez explicar el contenido de alguna de las  conversaciones que mantuvo con el responsable de este local en plaza Santoña? ¿Podría explicar públicamente cuál era su postura al respecto? ¿Es posible conocer a quién pretendía reservar ese local el señor Gómez? A buen seguro que la respuesta a estas preguntas clarificará dudas sobre el sustrato ético que esconde la entrega de ese cheque a los vecinos más necesitados de La Paz a través de Caritas, que pone el trabajo altruista, como siempre.

     

    Si de paso ha descubierto y nos dice quien cortó los cables del aparato de aire acondicionado, haciendo más penosa la tarea de todos, mucho más agradecido le estaré.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook