Blog 
Oigo visiones
RSS - Blog de Nacho Tornel

El autor

Blog Oigo visiones - Nacho Tornel

Nacho Tornel

Como concejal del Ayuntamiento de Murcia por Izquierda Unida- Verdes intentaré seguir el propósito que siempre me ha movido: estar al servicio de un mundo un poco mejor. A veces para solucionar problemas y otras para crearlos, porque las dificultades pueden ser buenas si nos hacen despertar. Pondré ...

Sobre este blog de Sociedad

Espacio para reflexiones políticas sobre la actualidad en la ciudad de Murcia desde una perspectiva de Izquierda.


Archivo

  • 14
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El caso Escuela Infantil de la Paz

    Dada la importancia del asunto, me van a permitir que dedique este humilde espacio a reproducir el artículo editado hoy en este mismo diario (versión papel) del abogado José Manuel Ortín, quien representa a la asociación Nuevo Barrio de La Paz y otras en la denuncia por derribo ilegal de la Escuela infantil municipal del barrio de La Paz. Dirán ustedes que para una vez que cumplo con mi obligación con este blog me dedico a esto. Ustedes me disculparán.

     

     

    DEMOLICIÓN DE LA ESCUELA INFANTIL DEL BARRIO DE LA PAZ:  PASOS A SEGUIR EN LAS DILIGENCIAS PENALES

     

    Antes era una prestigiosa Escuela Infantil y ahora es un solar con matojos. El Juzgado de Instrucción núm. 1 de Murcia ha abierto  diligencias para clarificar lo que pasó y todavía seguimos sin saber quién fue la persona que tomó la decisión. Ya han declarado tres testigos: D. Antonio González Serna, Jefe de la O.T.A., que dijo que “verbalmente” el Jefe del Gabinete de Alcaldía le dijo que hiciera un proyecto de demolición de la guardería, que fue una orden política. También manifestó que el edificio no tenía daños estructurales ni daños que justificasen una demolición inmediata. En términos muy semejantes se expresó D. Juan Carlos Canosa Rodríguez que fue el Arquitecto municipal designado por el Jefe de Servicio para que realizara el Proyecto de Demolición. Por último, D. José López Rejas tras afirmar que la demolición de la Escuela Infantil supuso “la primera piedra” del proyecto de urbanización, dice que él trasladó y procedió a la demolición de la Escuela Infantil porque se lo autorizó el Ayuntamiento.

    La ejecución de  la demolición fue ilegal puesto que se hizo sin la incoación de ningún  expediente administrativo, tal y como reconoce la misma administración cuando dice en su escrito de 17 de abril que no existe expediente de contratación con la mercantil López Rejas, Además, la sumariedad con la que se hizo, junto con las peculiaridades formales y temporales, nos generan serias dudas sobre la legalidad de todo el proceso. Así desconocemos por qué el Proyecto de Demolición se aprobó en la Junta de Gobierno de 24 de octubre de 2007 como propuesta  fuera del Orden del Día; por qué el Informe del Plan de Seguridad fue realizado por el Coordinador el día 23 de octubre, un día antes de estar aprobado el Proyecto de Demolición sobre el que versaba. Resulta extraño que el mismo día 25 de octubre que se remitió al órgano superior el Informe sobre el Plan de Seguridad y Salud elaborado por  el Director de las obras D. Juan Carlos Canosa, fuese aprobado el  Plan de Seguridad por Decreto de la Tenencia de Alcaldía. Además se autoriza a la mercantil López Rejas para proceder a la demolición inmediata del inmueble, cosa (que hace al día siguiente), sin ningún tipo de control por parte de la OTA, a la cual se le comunicó que se había aprobado el Plan de Seguridad el día 31 de octubre.

    Parece que el arquitecto técnico municipal ni se enteró que fue designado como Director de Obras. Además, del Servicio de Escuelas Infantiles sale un Informe el día 24 de octubre, que entra el Servicio de Contratación y Patrimonio el día 25 de octubre y sin embargo ya consta como fundamento en  Acuerdo aprobado del día 24 de octubre. Surgen dudas, razonables e inquietantes, como para pensar que la demolición de la Escuela Infantil se hizo por la vía de hecho, con preconstitución posterior de la documentación necesaria.

             El margen de actuación que había después de la demolición era nulo. La aprobación del avance del PERI, que no permitía el comienzo de ninguna obra. Tampoco la solicitud de tramitación simultánea de todos los instrumentos de planeamiento, pues resultaba inviable tal y como la realidad ha demostrado.

    El Sr. López Rejas podía creer que el proyecto era legal y ejecutable  con la sola aprobación del avance, pero el Ayuntamiento, como gestor de bienes públicos, no puede ampararse en esa justificación puesto que conoce los trámites necesarios para que pueda producirse el inicio de las obras. También quisieron demoler el Colegio  y no se lo permitieron.

    Las dudas  apuntan hacia patrimonio y sobre todo, hacia la alcaldía, alguien de tales servicios, incluso el propio Alcalde, tendría que resolverlas para descartar los indicios de posibles actuaciones delictivas.  

     

    Fdo.- Jose Manuel Muñoz Ortin. Abogado.

     

            

                               

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook