Blog 
Murcia Liberal
RSS - Blog de Manolo Marín

El autor

Blog Murcia Liberal - Manolo Marín

Manolo Marín

Empresario (Murcia, 1975). Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Murcia. ...

Sobre este blog de Sociedad

Murcialiberal


Archivo

  • 29
    Diciembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sindicatos de Murcia, ¿para qué?

     

    ZP tocó a la baja el sueldo de todos los funcionarios públicos un 5% el pasado mayo y los sindicatos le montaron una huelga general cuatro meses después, veraneo mediante. Ahora cuando Valcárcel, en la Región de Murcia, ha ajustado un presupuesto ya aprobado, -que por cierto, dudo que llegue al nivel de ingresos que se refleja en él tal y como está el panorama-, tocando algunos complementos a los sueldos, las horas de trabajo (de 35 a 37’5 horas!) y el número de liberados sindicales, le montan algaradas un día sí y otro también. Algo a lo que, sin duda, tienen derecho mientras que no cercenen la libertad del resto, como no.

    Esta tarde a las 18 horas han convocado otra manifestación y volverán a cortar la Gran Vía. Otra vez. No hay manifa que se precie que no tenga a esta arteria de la ciudad de Murcia como protagonista. Qué ‘pesaos’, oiga. No me imagino la Castellana, la 5ª Avenida o los Campos Eliseos sin circulación en días laborables y en estas fechas navideñas por muy infaustos que sean también los sindicatos por allí. ¡Dejadnos vivir a los millones de parados que la crisis va dejando, a los que trabajamos más de cuarenta horas, a los autónomos, a los trabajadores que aún quedan y que viven con la incertidumbre de si el mes que viene podrán conservar su empleo y a los miles de funcionarios honrados que trabajan cada día sintiéndose orgullosos de su trabajo y del privilegio de una remuneración garantizada, que los hay!

    Me parece muy bien que ante las críticas desde el sector privado, que también les pagan, los funcionarios virulentos, que no los otros, siempre arguyan que ellos en su día aprobaron un examen. Hay quién también se examina, pero cada día, en ese sector saqueado y denostado, como otros que se pasan media vida en procesos de selección para entrar en la empresa privada. Y es que, cuando España sea intervenida, que lo será, si es que no está ya de facto, no sé adónde irán los sindicatos a manifestarse. Va a ser un espectáculo deplorable y dantesco, tirando a ridículo. Lo propio será, ahora que está tan de moda, que la rebelión de la masa, esa que hablaba Ortega, vaya al domicilio particular de sus propios dirigentes sindicales y les pregunten cómo han sido capaces de llevarnos a esta situación al aprovecharse también de la burbuja económica que hemos vivido con la aquiescencia de políticos mediocres.

    Que el mal llamado Estado de Bienestar es una quimera insostenible, moralmente siniestra y éticamente dudosa, lo barruntan ya la mayoría de liberales de casi todas las tendencias. Aún más cuando se ha gestionado de manera perversa y se ha sobredimensionado su estructura. Los que perseveran en su defensa, sobre todo los socialistas de todos los partidos que no ven más allá de las próximas elecciones y el reducto comunista-fascista que aún tenemos que digerir, como una especie de mala digestión sobrevenida tras el empacho de muerte y exterminio que hemos padecido durante más de un siglo, tienen que saber que conforme pasan los años somos más los que nos damos cuenta que esta estructura es una engañifa insoportable. Hayek que estás en los cielos. En fin.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook