Blog 
Murcia Liberal
RSS - Blog de Manolo Marín

El autor

Blog Murcia Liberal - Manolo Marín

Manolo Marín

Empresario (Murcia, 1975). Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Murcia. ...

Sobre este blog de Sociedad

Murcialiberal


Archivo

  • 01
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Réquiem por 7RM y PPRM

    No. Por principios nunca he estado a favor de los medios de comunicación públicos. Como tampoco lo he estado de los impuestos abusivos, la corrupción, el intervensionismo, los gobiernos despóticos y la ineptitud política. Ahora bien, por desgracia, todo esto existe y hay que convivir con ello. Hoy no he venido a hablar de ideas sino de estrategia política.

    La Región de Murcia fue de las últimas en incorporarse a la golfada de los canales autonómicos, porque Murcia, de todas las comunidades autónomas, es la más insípida y temeraria en materia de identidad regional de todas ellas. Y se hizo a través de una especie de gestión privada mezclada con lo público, pero no agitada… O al revés, yo qué sé. Por el contrario sí sé que, nos guste o no, los murcianos seguimos siendo unos acomplejados tirando a cobardes ante el resto de España y así debemos aceptarlo, nos pongamos como nos pongamos. Lo de Murcia, en mayúsculas, su región, sus límites y su identidad, no nos lo creemos ni la mayoría de los ciudadanos, ni nuestro gobierno regional, ni nuestra oposición proscrita. En este caso, como en otros, “da igual que sea Juana que su hermana” (Castro, dixit), y aunque una tienda a aparentar más decencia (PP) que la otra (PSOE), todos necios. Y punto. Aclaración: hay numerosas excepciones que normalmente son marginadas por los aparatos y cacharros de los partidos políticos.

    Para ser justo, me faltan datos para juzgar los últimos  acontecimientos que se están sucediendo alrededor de la -¿privatización?- del canal público 7RM, y de la actuación del gobierno regional y la concesionaria. Y eso que creo que tengo bastantes. Por el contrario me sobran otros para analizar las consecuencias que la mala gestión del PP del -¿cierre?- de este ente está provocando. No es lo mismo el “cierre” de una gran empresa, que el de un medio de comunicación (público o privado) que durante estos años ha entrado en la mayoría de hogares de la región. Desde Yecla a San Pedro del Pinatar pasando por Águilas o Moratalla. Me atrevo a decir que el PP ha abierto el solito el ataúd de su próximo entierro político con este asunto. Y es que si de un partido socialista se tratara –bueno, de uno auténtico y con sus siglas y todo: PSOE, PSRM- el cierre, la privatización, o lo que sea, de un medio de comunicación público, sería lo último que se plantearían, por encima de recortes en colegios públicos, hospitales, centros sociales, etc… Y a los hechos de otras comunidades autónomas gobernadas por el PSOE me remito.

    Siempre se ha dicho que el Partido Popular es una calamidad en materia de comunicación y en todo lo que tiene que ver con la gestión de su imagen pública. Parece que los estrategas del PP de Murcia -¿los hay?- han querido ponerse a la cabeza nacional en este principal defecto de esta organización política. Siendo generosos, digamos que con esta medida han alcanzado el liderato de lelos de todo el Partido Popular de España. Sí, porque son “asín”; sí, porque como alguien de “Madriz” dijo que había que privatizar los medios de comunicación públicos, pues ellos los primeros, que son los más PPs de todos… Pardillos en toda regla. Listos.

    El gasto autonómico en la televisión autonómica murciana era una ridiculez, tirando a miseria, comparado con el gasto de otras comunidades autónomas. Ahí tenemos a Cataluña con sus cinco o seis canales autonómicos, sus deudas y sus magras subvenciones, incrementadas en la época del nefasto tripartito que estaba comandado por los socialistas Pascual Maragall primero y José Montilla después; o a Andalucía con su Canal Sur, Canal Andalucía, etc… y sus presupuestos de 232 millones de euros en 2011, por ejemplo… “Ea”, “arsa”, “ole”; o el Canal 9  (Nou, por si alguien no sabe idiomas) del PP, superando los más de mil quinientos empleados.. Y así..

    Está claro que la empresa adjudicataria tampoco se puede ir de rositas. Los dispendios y caprichos de unos dirigentes empresariales tienen nombres y apellidos y alguien tendrá, algún día, que tirar de la manta. Pero esos han malgastado todo aquello que el gobierno regional le concedió de más en un contrato firmado. Mas los contratos hay que cumplirlos, incluso en España, incluso en Murcia, e incluso más aún si una de las partes es un estamento público. Y no es por nada en general, sino por algo tan particular que luego viene el capital extranjero y les da por desconfiar de España, de Murcia y de su palabra dada… Y así, por la desconfianza, le da por fugarse y nos da un resultado que estiman que ha salido de España este año más de 220.000 millones de euros, un 22% de nuestro PIB.

    El problema viene de origen, y ahora, cuando han llegado las vacas flacas, y la ubre no da más de sí, han querido solucionarlo entrando como un elefante en cacharrería. Desconozco lo que nos deparará el futuro en este asunto tanto como lo que está aconteciendo en el presente. Está todo tan oscuro como la ridícula capacidad del PP para explicarse. Parece que varios, unos pocos, sí que lo tienen bastante claro. Pero que sepan que el mal ya está hecho, porque han tocado a unos excelentes profesionales que en mayor o menor medida han adquirido una cierta relevancia en nuestra región . Y les va a costar caro, o eso creo. En fin. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook