Blog 
Murcia Liberal
RSS - Blog de Manolo Marín

El autor

Blog Murcia Liberal - Manolo Marín

Manolo Marín

Empresario (Murcia, 1975). Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Murcia. ...

Sobre este blog de Sociedad

Murcialiberal


Archivo

  • 05
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Liberticidio, delación y manifestación

     

    Tras soportar el enésimo atasco de estas navidades producido por el libre ejercicio del derecho a manifestarse de los empleados públicos, me encontré con otro (creo que lo son todos) interesante artículo de Juan Ramón Rallo en Libertaddigital“4,5 millones de razones para acabar con la rigidez laboral”. -¡Ni a propósito!-, me dije tras leerlo.

    Efectivamente en él incluye un gráfico demoledor (que se puede ver a la derecha) donde se representa la diferencia de los costes laborales reales entre España y Alemania desde el 2001 al 2009. Saca dos conclusiones. La primera es que mientras que en España se han incrementado un 11%, en Alemania han decrecido un 3?5%. Es evidente que así es muy difícil que podamos competir, como es natural. Pero la más importante, y como segunda conclusión, es que en España cuando más subieron los salarios no fueron en los años de la burbuja económica artificial, sino en “los años de penuria de la crisis”. Todo un logro, oiga. En Alemania (y aquí viene lo que me gustaría resaltar), “los costes laborales reales siguieron descendiendo en general durante los años de crisis, que para algo son tiempos difíciles en los que

    todos deben ajustarse de un modo u otro el cinturón; y en ese todos incluyo a las administraciones públicas (la diferencia, claro está, se encuentra en que en Alemania el sector público también se apretó el cinturón, mientras que en España tuvimos que hacerle nuevos agujeros).

     

     

    Y es que allí existe una mayor flexibilidad del mercado laboral. Algo que los sindicatos no quieren ni oir por aquí. Por ejemplo “en Alemania del Este apenas el 38% de los trabajadores están sometidos a un convenio sectorial y en Alemania occidental el porcentaje ha descendido en más de doce puntos durante la última década, hasta situarse en el 56%. Amén del uso generalizado por parte de las compañías de las llamadas “cláusulas de no aplicación”, las cuales permiten en momentos de dificultad modificar jornadas laborales, recortar salarios y bonus o retrasar el pago de ciertas retribuciones.”

    Por eso mientras en Alemania se mueven en cifras de casi pleno empleo, por aquí nos encontramos con una tasa que ronda el 20%. Mientras unos (los alemanes, por supuesto) se dedican a ajustarse para salir de la crisis -y ya lo están consiguiendo-, otros (nosotros y olé) nos movemos entre el liberticidio, la delación y la manifestación.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook