Blog 
Murcia Liberal
RSS - Blog de Manolo Marín

El autor

Blog Murcia Liberal - Manolo Marín

Manolo Marín

Empresario (Murcia, 1975). Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Murcia. ...

Sobre este blog de Sociedad

Murcialiberal


Archivo

  • 22
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Política SOCIEDAD Murcia elecciones candidatos partidos

    Cercanía

    Sociólogos, especialistas en comunicación y demás gurús de la política, han aconsejado a la mayoría de los candidatos que en esta campaña se muestren cercanos con los ciudadanos. Está de moda. Para ellos un político ya no es político si no muestran cercanía. Pero a mí, como voy siempre a contracorriente, me da como repelús.

    Con la intromisión de la política que padecemos en nuestras vidas, sólo falta ahora que quieran meterse en nuestra cama. Y mire, no. Cercanías las justas. Usted allí y yo aquí, que bastante tengo con cumplir con el despropósito de normas y leyes que se han sacado de la manga para controlar nuestro quehacer diario y para pagar lo que me exigen cada día, que es una barbaridad, por cierto. Yo no quiero que escuchen mis problemas, quiero que no me los creen.

    En un país desarrollado normal la política diaria no es tan importante como aquí en España. No ocupa el prime-time de las televisiones y no sufren tanto debate apasionado de sobremesa, simplemente,  porque  los ciudadanos no han permitido que les regulen tanto la vida. Por el contrario aquí los asesores venga a incitarles a que sean cercanos, a que sean próximos, a que se vistan como lo harían cuando disfrutan de la familia. Y claro, todo exceso es malo. Por esa manía de la familiaridad en el único debate que se ha celebrado en Murcia aparecieron todos los candidatos sin corbata e incluso uno de ellos con los zapatos rotos. Se ha perdido el respeto, en efecto, de nosotros a ellos, pero también de ellos a nosotros. Y encima quieren aparecérsenos hasta cuando nos cepillamos los dientes. Aire. Controlen nuestras vidas pero lejos y con cierto decoro, por favor. En fin.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook