Blog 
Murcia Liberal
RSS - Blog de Manolo Marín

El autor

Blog Murcia Liberal - Manolo Marín

Manolo Marín

Empresario (Murcia, 1975). Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Murcia. ...

Sobre este blog de Sociedad

Murcialiberal


Archivo

  • 18
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Anécdota irrelevante

     

    Yo creo que el Partido Popular de Murcia debería de haber calificado el atentado terrorista que sufrió el pasado sábado,Pedro Alberto Cruz, como una “anécdota irrelevante”. No se hubieran ganado la simpatía de nadie de izquierdas, pero al menos contarían con el beneplácito de los políticamente correctos, que son mayoría.

    La máquina manipuladora habitual del PSOE y sus aledaños, no han tardado ni dos días en acusar al partido de Valcárcel de uso partidista del atentado. Lo han comparado “casi” como la agresión, en palabras deRamón Jaúregui o como “echar más leña al fuego” en palabras de Pepiño (con perdón) Blanco. Toma castaña. Lo correcto para ellos hubiera sido que el PP se callase, bajara la cabeza y se limitara a llorar por los rincones.

    Como todo el mundo sabe el derecho al ejercicio de la política es monopolio de la izquierda y todo el que ose a ejercerla sin pertenecer a ella será catalogado al instante de crispador y manipulador al no comulgar con los principios del movimiento progre; será acusado de avivar un fuego que es constantemente mantenido, por otro lado, por la izquierda –“os conviene la tensión”, recuerdo-. El PP no tiene derecho ni siquiera al pataleo, a la defensa aunque sea con la palabra, al derecho de hacer política. No se puede denunciar los intentos de linchamiento previos ni siquiera las persecuciones por si algún falso pacifista se molesta.

    Está claro que los únicos culpables del atentado terrorista perpetrado son los tres energúmenos y criminales que en un acto vil y cobarde atacaron al consejero en las puertas de su casa; pero no es menos cierto –y utilizando tan sólo una de las reclamaciones que el PP ha hecho tras la agresión- que la responsabilidad de la seguridad de los altos cargos y la de todos los ciudadanos es del Delegado del Gobierno, Rafael González Tovar. Más aún si cabe cuando en días pasados se limitó a catalogar como “anécdotas irrelevantes” las agresiones a cargos del PP y a la hija deRamón Luis Valcárcel, cuando miró para otro lado cuando se produjeron los lanzamientos de huevos al domicilio particular del presidente y cuando corrió un “estúpido” velo con la persecución de miembros del gobierno regional en actos públicos, entre otros.

    Pedir la dimisión por parte del partido al que pertenece el agredido es lo mínimo tras el acto canalla. O al menos es lo que humildemente creo, si es que todavía se puede creer y opinar sin ser tachado de incendiario. Y es que como siga esto así, y dado el nivel de insidias al que estamos asistiendo, al final va a tener que pedir Pedro Alberto Cruz y su partido político perdón a los terroristas por haber sido apaleado. En fin.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook