Blog 
Mirada Exterior
RSS - Blog de María José Iglesias

Archivo

  • 19
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Wayne y Palin cabalgan con Trump

    Los estadounidenses estrenarán presidente el 20 de enero de 2017. Hasta las elecciones queda un vertiginoso camino con Donald Trump y Hillary Clinton como protagonistas. Desde que irrumpió en la carrera por la nominación republicana no pasa un día sin el que el empresario aporte jugosos titulares. El último, la compañía de la exgobernadora de Alaska, Sarah Palin como futura vicepresidenta. Por fin, el GOP tiene una mujer como referente y los detractores del hombre que lleva como lema “hacer a América grande de nuevo” observan con preocupación como el magnate escala puestos y desplaza a sus rivales, al mismo ritmo que se apaga la estrella de Hillary Clinton, cuyo eslogan nadie recuerda. La exsenadora ganará la nominación demócrata, pero sin demasiadas certezas de convertirse en la primera “Madame president” de la historia.

    Trump es multimillonario y autofinancia su campaña, una ventaja sustancial. El dinero que el resto de aspirantes reciben de donaciones, es clave para ganar las elecciones. El tiempo que otros pasan organizando cenas y bailes para recaudar fondos, el empresario lo emplea en darse autobombo, sin escatimar en gastos.

    Trump también dejó estos días de meterse con Ted Cruz, senador por Texas, precandidato republicano que le pisa los talones, para anunciar el apoyo de Aissa Wayne, hija de John Wayne, eterno “bueno” en las películas del Oeste, que según su descendiente, le habría votado. Cruz replica que Trump no es Reagan. Tiene razón. El empresario no es actor. Ni siquiera gobernó un estado. Pero sin haber llegado a nada en política ha conseguido hasta protagonizar un debate en el Parlamento Británico, sobre la naturaleza racista de sus comentarios sobre los musulmanes. Trump propone el cierre de las fronteras de Estados Unidos para los inmigrantes sospechosos de delito, matiz que se escapa en Europa. David Cameron anunció el martes que las mujeres musulmanas residentes en Inglaterra que no aprendan inglés podrían ser expulsadas del país. Así que la doctrina del “aprendiz de político” ya tiene seguidores en la pérfida Albión. Los demócratas no levantan cabeza. En Carolina del Sur, Hillary Clinton, Bernie Sanders y Martin O´Malley tratan de arañar los votos afroamericanos que en las dos anteriores elecciones fueron en bloque para Obama.

    Para caldear la campaña el titán de la prensa, Rupert Murdoch, australiano nacionalizado estadounidense y por tanto, con derecho a voto, opina que Trump se impondrá a Ted Cruz. Murdoch, que a sus 84 años participa en las redes sociales y prepara boda con Jerry Hall, considera “seguro” que Trump saldrá candidato de la convención republicana. En cambio, el editor duda sobre el futuro político de Hillary. Los caucus de Iowa y las primarias de New Hampshire dictarán sentencia en febrero.

    Las elecciones, que se celebrarán el primer martes del próximo noviembre, determinarán a los miembros del Colegio Electoral y al candidato presidencial que recibirá la mayoría de los votos por parte del cuerpo de compromisarios, para ser el 45 presidente. El ganador jurará el cargo el 20 de enero de 2017. Queda un año de infarto.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook