Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 09
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Señor Bond

    Recorro lugares exóticos para investigar y enfrentarme a los peores enemigos. Descubro siniestras organizaciones criminales con siniestros intereses destructivos. Me encargan difíciles misiones y me veo obligado a desviar la trayectoria de peligrosos cohetes o a encontrar alguna máquina que descifra los más complejos sistemas de comunicación.

    Soy británico y formo parte de los servicios de inteligencia. El agente 007, al servicio secreto de Su Majestad, cumple 50 tacos desde que apareció en su primera película. Surge algún ambicioso y malvado magnate de los medios de comunicación o del petróleo con ganas de estallar bombas atómicas para hacerse más rico todavía. Peleo contra misteriosos y estúpidos sujetos que amenazan con destruir ciudades o pinchar el globo. Sea por la pasta o por delirios de grandeza.

    El señor Bond, James Bond, debe destruir a diabólicos y estrafalarios dirigentes. Planes ingeniosos, chantajes, armas inverosímiles, espías, asesinos en serie, oscuros empresarios y hombres de negocios, traficantes de armamento... Y chicas. Chicas Bond estupendas. Unas no son malas y otras son mortíferas. El megalómano de turno secuestra naves en el espacio con el fin de provocar guerras nucleares... 

    Hay amenazas en sesión continua, como redes de tráfico de droga, el terrible lanzamiento de una peligrosa bacteria, tal vez económica, o gases tóxicos de recesión que podrían acabar con la vida de millones de personas. Puede haber banqueros de los terroristas... Pero también Bond pasa merecidas vacaciones tras vencer a asesinos a sueldo, es decir, fraudes y economía subterránea, y a enigmáticos y millonarios granujas. 

    Desaparecen dispositivos militares secretos de guía por satélite o submarinos atómicos con objeto de arrasar y fundar después alguna civilización pura bajo las aguas. Existen falsificaciones de joyas originales, conspiraciones, catástrofes provocadas por los villanos para dominar la Tierra o cierto satélite capaz de dirigir la luz solar a lugares específicos... Cazas, capturas, venganzas, Dom Pérignon del 53 y, por favor, un martini seco con vodka mezclado, no agitado.  

    Pues sí. Es el cincuenta cumpleaños del fílmico James y del famoso Dr. No. Ya saben. Desde Rusia con amor, pero no olviden que sólo se vive dos veces y que nunca digas nunca jamás. Vive y deja morir el hombre de la pistola de oro. La espía que me amó y sólo para sus ojos en un panorama para matar. Tengo licencia para eso mismo con una alta tensión constante. El mañana nunca muere y el mundo nunca es suficiente. ¡Hagan juego, señoras y señores, en el casino Royale! 

    El próximo filme de 007, el 26 de octubre en Londres. Allí se celebra una exposición conmemorativa de este aniversario con los iconos secretos de las películas de James Bond. Lujo, glamour, nada de crisis y el Aston Martin DB5 creado para la cinta Goldfinger. Locos, torpes, diamantes para la eternidad, estafadores, caciques... Cualquier parecido con la realidad no es simple coincidencia.      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook