Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 23
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nos ha tocado la gorda

    Pues no. No me ha tocado el Gordo en este casino, en esta tómbola política del mundo o en la feria que reparte boletos para que pierda siempre el grueso del pelotón. En esta rifa donde toca más bien la gorda y no el Gordo. La gorda de los recortes que disfrutamos. Véanse el desempleo, la sanidad, la educación... ¿Públicas? Impúdicas y con una regresión progresiva. Éstos son los "sacrificios humanos de hoy como garantía del presente y del mañana", según dicen nuestros queridos prebostes. Una ofrenda destinada a la divinidad de los poderes absolutos que nos controlan. 

    Si todo es oscuro y la oscura Navidad late, la próxima cosecha, en función de lo sembrado, sólo puede ser gris. Muy gris y con precariedad crónica si la realidad no cambia. El Gordo auténtico les corresponde, por la gracia de Dios, a los reyes del mambo político-social. No obstante, como debo asumir el  guión navideño, me voy a poner el gorro de Santa Claus y sonreiré a la fuerza para ser feliz. Repartiré sonrisas a los transeúntes, ya que no puedo repartir otra cosa.

    El árbol lleno de adornos lo sustituyo por una bola roja en señal de alarma. Las luces de Navidad se me han fundido. Pondré una vela y tomaré turrón y polvorones amargos... No descorcharé una botella de cava o de sidra. La gaita no la sopla el gaitero. La soplan los soplagaitas que manejan nuestras vidas. La Nochebuena no será buena noche. Nos tocan las gaitas continuamente, pero yo tocaré la zambomba y la pandereta para hacer ruido y lanzar mensajes de serena indignación en la noche de paz.

    Sentaré a un pobre banquero a mi mesa, ejerceré de besugo y se comerá mi pavo. Le obsequiaré el aguinaldo, con lo poco que tengo, y me lanzará a la calle por no abonar la hipoteca. Voy a cantar "Entre un buey y una mula Dios no ha nacido, porque lo ha dicho el Papa, y en un pobre pesebre han recogido el nacimiento virginal de la criatura por no poder pagar la cuenta en una clínica"... 

    Se sabe que el ambicioso Herodes desahució a San José y María. Dejaron el portal de Belén y se fueron a Egipto en un ecológico burro. En fin. La cruz y la matanza de los inocentes continúan en pie. Pues sí. Nos ha tocado la gorda por culpa de los gordos que van a lo suyo. Que recortan y derrochan en lo que les interesa.      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook