Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 08
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los cuernos del Eurogrupo

    Persiguen a la gente con sus afilados pitones. El personal huye, pero los morlacos arrollan y siguen su imparable marcha. Los corredores griegos, con el “No” en el torso, regatean a las bravas reses y no están dispuestos a sucumbir de rodillas. Los cuernos del BCE amenazan a todos, según las reglas de este juego sucio, y continúan atacando vorazmente. Por ello se debería contribuir a cambiarlas, dentro de lo que cabe, cambiando gobiernos.

    Los bichos financieros exhiben su licencia para liquidar. Nos invaden con su bravura y pinchan sin descanso. La estabilidad y la certidumbre, palabras que tanto gustan a Rajoy y a los de su misma especie, consisten en eso. Las “peligrosas urnas” pueden impedir el triunfo del PP en los próximos comicios y romper el sendero de una vida económica “extraordinaria”. Es decir, más tazas de la misma sopa de ganso.

    La propaganda y la caradura componen el anuncio de la rebaja del IRPF… Un mínimo analgésico para despistar los dolores crónicos de la población, a día de hoy, y ganar votos con el fin de que los populares sigan haciendo de las suyas. Rebaja fiscal a los ricos y ahorro de ayudas a parados. Atacan sistemáticamente a la democracia, amordazan a la ciudadanía y ofrecen vasallaje puro y duro a los toros de la Comisión Europea, del Banco Central Europeo y del FMI para que las heridas queden bien consolidadas.  

    Incluso un informe del Fondo Monetario Internacional reconoce que la deuda griega es insostenible. El modelo económico de la Eurozona no nos vale y ya ha demostrado sus perniciosas consecuencias de cara a los trabajadores, así como las ventajas obtenidas por quienes más tienen y pretenden seguir alimentándolas. Cumplir las metas de los bovinos de la Troika no nos conduce a otros escenarios.

    Los cuernos del Eurogrupo

    Ya lo dice el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz: “Casi nada de la enorme cantidad de dinero prestada a Grecia ha llegado allí (…) Ha pagado un alto precio para preservar los sistemas bancarios de Alemania y Francia”. Aceptar lo inaceptable es la norma. Y que el BCE siga manejando la soberanía financiera de los países a su antojo y en perjuicio de los de siempre.  

    La “oferta sustancial” de Tsipras ante la UE debe contener “reformas creíbles”, dicen. Elimínense los lastres correspondientes, herencia de los gobiernos conservadores… Ahora bien, lo anormal es hacer frente a la cornamenta del Eurogrupo y velar por los mínimos intereses de los ciudadanos. Gobernar contra las personas es la lógica perversa. Mejor hablar de “soluciones creíbles”, a juicio de Tsipras.

    El ya exministro de Finanzas griego, Varoufakis, pone el énfasis en los dos botones de Merkel. Apretar uno u otro supone mantener la crisis y aumentar el nivel de pobreza o salir dignamente del túnel aumentando el crecimiento de Europa. Adivinen el botón favorito de la canciller alemana. El que mejor le sirve. Caiga quien caiga.

    Así las cosas, la voz de cada pueblo es un “elemento de extorsión”… Las reses del totalitarismo, disfrazado de democracia y como única opción viable, continúan acosando con sus cornadas. Teniendo en consideración la parte de culpa que cada país tenga en el asunto de la crisis, los jefes del desastre airean la bandera de la solución. Que siga la comedia de estos farsantes-dirigentes que rigen los destinos, por ahora, de esta desafortunada Unión Europea.

    Señores y truhanes a los que, como a los malos prestidigitadores, se les ve el truco. Se les diluye cada día el maquillaje y se experimentan las verdaderas intenciones de unas élites que arrollan con su imparable marcha. Los corredores griegos, españoles o de cualquier otra nación no deben gritar el “Pobre de mí” y caer ante la trouppe de bichos oscuros con licencia para cornear. O aceptar el chantaje y rendirse a la estrategia del miedo.    

    Pinchen este enlace de cine   https://youtu.be/VFjETd8obq4 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook