Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 09
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Lazos progresistas

    En medio del barrizal, amparado por Europa hasta cierto punto, sale a flote la Conferencia socialista. Hartitos de cacicadas en serie, de nidos de enchufados, de corrupciones diversas, de despilfarros, de pésimas gestiones, de censuras y de atropellos por doquier, urge echar el freno a este panorama que cada día empeora para la población.

    Los guiñolescos personajes que nos manejan lanzan sus golpes, reculan a veces, hacen el ridículo constantemente y, lo que es peor, la clase trabajadora paga los platos rotos. Cortan el aire, son expertos en practicar cualquier tipo de despropósitos y de presentarse después como nuestros salvadores.

    Es verdad que buena parte de los votos les puso ahí y que muchos les siguieron votando sucesivamente como en esta comunidad. Pero eso no quiere decir que todo vale. Los socialistas hablan de construir juntos una alternativa y de dar respuesta a los retos de hoy. Definir un proyecto y abrirse. Desplegar las alas y soltar lastres por higiene democrática y necesidad colectiva.

    Se sabe que utilizan la crisis para “empujar a la marginación a amplias capas de la sociedad y, especialmente, a los sectores más frágiles”. Así las cosas, es prioritario el entendimiento de los círculos progresistas para ofrecer soluciones concretas. No basta con manejar el timón. No se puede hacer un uso fraudulento o contrario al interés de la gente.

    ¿Cuál es la mejor vía para salir de la crisis? Esto es lo imprescindible. Hace falta credibilidad con ideas de cambio y renovación. Exponer perfectamente qué y cómo. Y unir fuerzas que neutralicen este esperpéntico entramado. Que ayuden a construir el medio bienestar perdido.          

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook