Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 26
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La rosa púrpura del cine

    Pongo una película. Algunos personajes se cansan de repetir siempre la misma historia y huyen de la pantalla, en ciertas ocasiones, para desahogarse un poco y cambiar de situación. También es lógico que yo me cuele en algunos filmes para saborear las sensaciones más de cerca.

    Puse El acorazado Potemkin y los miembros de la tripulación, hartos de las tensiones con los oficiales, abandonaron las escenas, momento que aproveché y me introduje en la peli. Organicé el motín y animé al personal a unirse en su lucha contra la soberbia. Los marineros regresaron a bordo y servidor volvió a su asiento.

    Me hice rico en La quimera del oro durante un rato. El eterno vagabundo se calentó en el fuego de mi hogar y regresó a la película más calentito. Otro día me puse a ver Lo que el viento se llevó y no pude evitarlo... La caprichosa Scarlett O'Hara se declaró en huelga y se tumbó en mi alfombra. Todo estaba destruido. Hice su tarea y juré ante la devastada propiedad, con la música de Max Steiner, que nunca volvería a pasar hambre.

    El cine es una cosa. La realidad, otra, aunque tienen puntos en común. En ¡Qué bello es vivir!, George Bailey, un hombre generoso en apuros, queda en la ruina y decide lanzarse al agua. El ángel del filme sale corriendo y le sustituyo. ¿Qué habría sido de la ciudad si él no hubiera nacido?... ¿Qué será de nosotros si el proyecto de la clase dominante sigue avanzando?...

    La gente de El ladrón de bicicletas sobrevive sin esperanza una y otra vez. Somos Cautivos del mal y nos quieren imponer La ley del silencio los que caminan por Senderos de gloria. Uno no es Rebelde sin causa, sino con ella. Esto es una Psicosis y 2012: odisea del espacio de la recesión. No pretendo ir En busca del arca perdida... Quiero buscar los derechos perdidos y que todo se convierta en una Belle époque.             

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook