Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 27
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La gran tarde-noche de ArtEscena

    Jubilados, sí, pero con ganas de marcha teatral. De pensar, de memorizar, de continuar desarrollándose y de mantener relaciones humanas y escénicas al mismo tiempo. Es ArtEscena, dirigido por Manuel Sánchez Monllor (exdirector del Teatro Principal de Alicante). Grupo al que hemos podido ver en el preestreno de Amor envenenado, pero poco, versión de El caso de la mujer asesinadita, comedia de Miguel Mihura y Álvaro de la Iglesia, dos de los mayores artífices de La Codorniz, aquella inolvidable revista para reírse de los tópicos y los convencionalismos. De la gente que veía la vida demasiado en serio, y para ofrecer una mirada insólita, humorística, tierna e inteligente sobre la realidad.

    Esto es en lo que se apoya esta obra escrita entre ambos. Una cesta elaborada con los ingeniosos mimbres de un texto donde la ingenuidad sabia y el sentido del absurdo lógico imponen su ley. Pues sí. Fue la gran tarde-noche de ArtEscena, esa joven compañía de gente mayor (de la Asociación de Jubilados CAM) con una pieza, vista en el Centro Comunitario Playas, y un reparto en el que intervienen Angelita Arenas, Mónica Birlanga, Mª Ángeles Ceballos, Teresa Gomis, Vicen Romero, Encarnita Serrano-Alcázar, Rafa Carratalá, Juan A. Cifuentes y Francisco Palma

    La gran tarde-noche de ArtEscena

    Todos los intérpretes cumplen su función sin exageraciones innecesarias, procurando transmitir al público naturalidad, simpatía, intriga, sarcasmo y seriedad cómica, formas imprescindibles que este tipo de humor necesita. La batuta y el conocimiento de Monllor se notan.   

    El más acá nos presenta a un matrimonio aburrido que choca, y el más allá acoge a la mujer y al jefe del marido que envenena a su señora para casarse con la secretaria. El doble sueño con tintes trágicos se materializa en las divertidas y deliciosas escenas construidas a la antigua usanza, minuciosamente, con sorpresas y equívocos teatrales que atrapan a los espectadores. Se perciben algunos cambios textuales, pero la mujer asesinadita, el envenenado amor y todo lo demás no varían practicamente. 

    La gran tarde-noche de ArtEscena

    No voy a señalar las posibles goteras… Estoy seguro de que Sánchez Monllor las conoce perfectamente y de que pondrá algún remedio y ajustes para las sucesivas representaciones. En fin. Vuelve la rutina matrimonial en el último pasaje y la discusión se impone. Por cierto, ArtEscena ya llevó a las tablas una adaptación de Maribel y la extraña familia, de Mihura, bajo el título de Marcelino el chocolatero. Que sigan ahí dando guerra y que el respetable acuda y continúe aplaudiéndoles.     

    Pinchen este enlace de cine  

    https://youtu.be/xQxoDppoH9Q

    Pinchen estos enlaces de música  

    https://youtu.be/1xlj-zAWEfg  https://youtu.be/r2nxyrLYu1Q

    Pinchen este enlace de teatro 

    https://youtu.be/ixxnD_POCm4     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook