Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 08
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Habla San Nico

    Soy ejemplo de virtud. Vale. Por la humildad obtuve la gloria y por la pobreza logré las riquezas. Bien. He hecho milagros. Protejo a las chicas en busca de esposo, ejerzo la caridad sin ser visto, salvo vidas, obsequio monedas de oro... Pero no hay que pasarse, hijos míos. Servidor, por muy San Nicolás y patrón vuestro que sea, no puede arreglar la crisis con una varita mágica.

    Muchos líderes ponen todo patas arriba, cercenan a la pobre gente y después, ante la ineptitud, la incompetencia y el descaro, ruegan, con esa tradicional santurronería, que sofoque el incendio y ayude a superar la recesión orquestada por los fraudulentos fieles. Hacen lo que más se adapta a sus intereses clasistas y principios de exclusión, y reclaman mi divina presencia para que ellos y ellas acierten en la toma de decisiones.

    Yo, el noble San Nicolás, me siento utilizado por unos tragaldabas que se presentan como angelitos delante de los sufridores profesionales de siempre. Disimulan, van de víctimas y pretenden, aparentemente, que el santo patrón les haga el trabajo que no saben hacer o que no les da la gana realizar como Dios manda. Airean mi imagen por las calles y alguien, subido en un caballo de luto, se coloca mis atuendos de obispo del siglo IV. Todo en mi honor. 

    Feligreses y turistas aplauden para que cuele una goleada a la crisis, y se me encomiendan los dirigentes pidiendo que imprima valor a quienes están en el paro o han perdido sus casas por los recortes y las reformas que se difrutan gracias a su estimable bondad. Quieren fuerza y energías para salir de una borrasca con la que la población no va a poder abandonar el fango si esto sigue por este sendero.  

    El señor cura aboga en su homilía por recuperar el optimismo y la fe. Optimismo, hagan lo que prefieran los mandamases del reino, y fe en sus despropósitos. En los Países Bajos me conocoen como Santa Claus. Aquí reparten a la chiquillada peluches, pelotas y caramelos desde un camión y en mi santo nombre. Endulzan antes de que conozcan el amargo sabor que les espera por obra y gracia de nuestros administradores.

    Ruegan al patrón frente a la crisis. ¡Magnífico! Servidor, San Nicolás, tiene la respuesta. Sólo eso. El mejor homenaje que podéis hacer a la Constitución es poner en órbita su espíritu. Hoy carece de músculo y de muy poco os sirve. La muestran con una mano y la estrangulan con la otra. Restaurad los derechos sociales y laborales. La insolvencia, la ineficacia y el "ande yo caliente y ríase la gente" no pueden navegar con placidez.

    La senda democrática no debe ser un fiasco. Lo mejor para el país no es desvalijar a los ciudadanos para que se alimente la jauría que lo maneja todo. Las personas están por encima de otros asuntos. Y no es solamente la recesión económica. Los problemas se agravan con las inyecciones ideo(i)lógicas que invaden a la ciudadanía. Un proyecto diferente, hermanos y hermanas, si queréis salir airosos del lodazal.

    Ya está bien de ruegos al servicio de los caraduras. Quieren que les ilumine. Que les dé mi bendición para continuar haciendo más de lo mismo. ¿Me pedís un milagro?... Ponedlo en práctica de parte de vuestro humilde patrón San Nicolás.       

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook