Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 03
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Farsante jefe

    Hubo que llevarle a la fuerza para que diese la cara y ha vuelto a demostrar que la tiene muy dura. Si no llega a acudir como él pretendió, ni siquiera hubiese reconocido lo de “me equivoqué”. Insuficiente, por supuesto. Pero no era esperable otra cosa. El agua del presidiario le llega a las cejas y sólo busca escaquearse y salir airoso, tarea imposible dada la dimensión del asunto.

    No responde claramente o lo niega todo. Éste es el okupa de La Moncloa, un hombre que no dispone de legitimidad para seguir al frente del país. Ni la tiene por las tijeras que sólo sufre la ciudadanía, ni por la falta de ética demostrada. Navega como puede por el fango y sus colegas le ovacionan con absoluta complicidad.

    El inquilino de Soto del Real no es un personaje ajeno que conspira contra los populares. Simplemente canta al verse entre barrotes y porque no quiso cantar el primer día. Ni quiere pagar todo el pato que muchos han venido comiendo en la gran comilona genovesa. Él tendrá que asumir sus responsabilidades y otros esperan quedar con las manos limpias aunque las tengan sucias.

    Ahí están tus colegas protegiéndose, negando las realidades que tú conoces y cargando todo el peso sobre ti. Ya ven. Resulta que no se ha llevado una doble contabilidad y que sólo se han pagado remuneraciones complementarias. No se ha cometido “el delito de encubrir a un presunto culpable”. Y no por falta de deseos.  

    El presidente no tiene constancia de financiación irregular del grupo y no se ha vulnerado la ley, hecha, por cierto, al servicio de quienes manejan las riendas. Los famosos papeles son una “asombrosa e imaginativa colección de falsedades”, nos dice el gallego convencido de sus propias mentiras. Nada más fácil en estas cuestiones que atacar a la oposición, especialmente si se trata del líder de ésta. El farsante jefe del Gobierno es el más capacitado para dar lecciones de democracia y de comparecencias.

    La versión defendida por este señor es un ejemplo transparente y de pulso firme ante la suciedad. Si no le consta que ha vulnerado el Estado de Derecho, gradúese usted las gafas. Vulnerar es lo único que hace desde que tomó posesión de su cargo. “Soy una persona recta y honrada”, dice, dándonos a entender, sin pretenderlo, lo contrario de lo que afirma. Eso sí, no niega los famosos mensajes, lo cual destapa más aún su implicación en el espinoso asunto.

    Alguien así, bellaco o zoquete, no puede gobernar. Las sombras de sospecha se materializan, y el “engañado” sigue engañando al presentarse como una pobre víctima. De momento no va a dimitir. Es nuestro salvador en misión celestial para sacarnos de  las miserias y de una crisis de la que los ciudadanos no saldrán nunca de este modo. Ése es el plan en medio del hedor de toda esta farsa.      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook