Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 17
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Éxito de unos cuantos, derrota de la mayoría

    Es falso que la política no pueda conseguir cambios en las cosas. Nosotros hacemos y deshacemos. El terrorismo económico y social sigue su curso. En este drama, con nuestras trágicas maquinaciones, los protagonistas pretendemos superar así la crisis que nunca saboreamos. Que la comparsa pague y no de forma temporal precisamente.

    Los acuerdos para superar la recesión quedan sustituidos por nuestros golpes de estaca. El orden democrático se evapora y adquieren el éxito los poderes económicos y las fuerzas más involucionistas de las que formo parte. Vía libre tenemos sin ningún problema. No cierren sus paraguas y disfruten del permanente chaparrón que les cae bajo nuestro patrocinio y el de nuestros superiores de Bruselas. No tengan ninguna duda de que seguiremos dándoles la espalda.

    Los feroces pilares en los que se asienta el desorden de cada día nos lo permiten. Por supuesto, no encarnamos las ideas y los anhelos de la gente. Ni tenemos la menor capacidad de escucha. Tomamos decisiones aunque no se comprendan. Defendemos lo indefendible e imponemos la eficaz ley del embudo. La derrota de la población y el triunfo de los que manejamos un timón u otro.

    Los goles en la portería de ustedes se cuelan sin pausa. La regresión se manifiesta por todos los rincones. Sí, sí. Asuman los mandamientos de la ley del más fuerte y sean felices comiendo mendrugos. Segiremos ahogándoles y riéndonos de ustedes. Ahora bien, nos preocupa que los antisistema se instalen permanentemente. Deben proseguir los abusos ideo(i)lógicos y la rapiña amparada por nuestro chirriante sistema. Lo dicho. Sean felices en estas próximas y oscuras navidades.     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook