Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 18
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Esto no se hace, Luisito

    Nosotros te queríamos tanto… Eras el héroe de nuestra sede, de nuestra financiación y de los sobresueldos que nos obsequiabas con tu amable bondad. Recaudabas dinero por un tubo con las donaciones de nuestra gente afín. Qué bien manejabas las cuentas de nuestro grupo…

    Por supuesto, estábamos al tanto de todo. Conocíamos la contabilidad A y la B y sabíamos lo de tus papeles. El problema es que te pillaron con las manos en la pasta y, a partir de ahí, todo lo demás que bien sabes. Aguantaste el tipo heroicamente. No cantabas, no tirabas de la manta ni de la sábana… Protegías a tus compañeros y a tu partido. Como tiene que ser.

    Nosotros, claro, hicimos lo que se pudo para protegerte y para que pudieras salir airoso. No, no ha sido fácil, Luis. Hubo intercambio de mensajes… Y fuiste al trullo como si fueras el único responsable de todo este tinglado. La cárcel te hizo cantar por bulerías. El calor en el talego te hizo tirar de la manta y destapar nuestras vergüenzas.

    Perdona a los compis que te llaman “delincuente”. Debes entender que desmintamos todo cuanto dices y que hablemos de “chantaje” o de “calumnias”. La has liado bien, Luis, y nos dejas en una delicada situación política con tal de defenderte. No le des más al canto y perdona nuestras ofensas, aunque mucho me temo que los episodios del culebrón continuarán. Yo te comprendo. Pero compréndenos tú, por favor. Esto no se hace, Luisito. No. No se hace.   

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook