Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 08
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Asesor al habla

    Asesoro. No sé qué. Pero asesoro. O no asesoro. Da igual. Es mi cargo. Para eso me nombraron con el índice. Y gracias a mi afiliación política. Millones se despilfarran en esta clase de puestos. Naturalmente. Hay que recortar por todas partes. Ahora bien, donde no se debe usar la tijera no se usa.

    Los privilegios deben mantenerse intactos. Los derechos de las elites son incuestionables. ¿Comprenden? Por todo ello, despreciados debiluchos, seguiré asesorando sin saber lo que asesoro. No importa. El caso es asesorar o no asesorar. Cobrar nuestros honorarios en definitiva.

    Sacrifíquense ustedes para que nosotros, la distinguida raza de asesores y especies afines, vivamos como Dios y las reglas del juego mandan. Es lo lógico. Paguen los platos rotos, señoras y señores. Disfruten del paro, sin dar golpe, y cobren un miserable subsidio o no cobren nada. Mejor esta segunda posibilidad.

    Todo sea por reducir el déficit nuestro de cada día. Sigan apretándose los cinturones en este vuelo hacia la crisis crónica, salpicada con brotecillos grises, y no se quiten la soga del cuello para que la gente guapa nunca padezca goteras ni reuma económico.

    Bajos salarios, los que tengan la inmensa fortuna de cobrar un sueldo, y todos calladitos. Que ya está uno harto deirreverencias destinadas a las personas decentes. ¿Me han entendido? Asesoro, sí, a los políticos de mi onda. No sé qué. Pero asesoro. O no asesoro. No importa. Y a cobrar.       

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook