Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 24
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    23-F, 24-F, 25-F...

    ¡Qué 23-F el de aquel día! Ahora no. Hoy no se hacen así las cosas para desmontar la democracia. Ni hace falta el severo bigote de un teniente coronel ni dar un paseo en tanque blindado. No es preciso dar dos cachetes a los leones del Congreso ni montar números de opereta. No, no. El menú actual es lo suficientemente esperpéntico y lleva otros ingredientes. 

    Primero fue el aperitivo de una desaceleración inicial. Más de cuatro se fueron a freír espárragos posteriormente. Hemos hecho el besugo, el merluzo o el pavo con enormes tragaderas y pataleando como niños traviesos... Como postre nos obsequian el flan de las reformas con un par de huevos. El banquete no para ahí. 

    Seguiremos tragando platos mientras sigan boquiabiertos los comensales... Los organizadores de la crisis pusieron en marcha un golpe de timón y continúan gritando "¡Quieto todo el mundo!" Todos nos pusimos en el suelo. Y ahora estamos de rodillas. Nos hacen llaves de judo económico y social, nos disparan sus ajustes y recortes... 

    Nosotros, con los brazos en jarra, sufrimos los golpes de los poderes ejecutivo y legislativo. Poderes secuestrados por las autoridades incompetentes de la UE, el FMI o el BCE, siglas que conforman la CMCA, la Confederación Mundial de Cuatreros Aliados... ¡Qué noche de transistores la de aquel día!  Ahora no. Hoy no se hacen así las cosas para desmontar la democracia. 

    Los sables no hacen ruido ni se sublevan. Pero sí se impone un nuevo régimen con el entusiasmo de los mandamases actuales del reino. La sardina ha sido enterrada. Los derechos agonizan y las derechas brindan con champán. La depresión financiera y política sigue por el camino nada verde que va a la ermita de las ofensas y la provocación constante.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook