Blog 
Lorca desde mi terraza
RSS - Blog de Juan Manuel Cabrera Pareja

El autor

Blog Lorca desde mi terraza - Juan Manuel Cabrera Pareja

Juan Manuel Cabrera Pareja

Profesor de latín y griego en un instituto de enseñanza secundaria, tengo 46 años, casado y con dos hijas. Me gusta el deporte, viajar y estoy presente en las redes sociales como ...

Sobre este blog de Sociedad

Blog de opinión sobre la política en la ciudad de Lorca desde la perspectiva del portavoz de UPyD


Archivo

  • 27
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La resaca del debate de investidura

     Han sido muchos los análisis realizados en estos días sobre el debate de investidura y la toma de posesión del nuevo gobierno de Rajoy, así que no voy a incidir mucho en ello. Sólo quiero destacar alguna pequeña pincelada que sí me ha llamado mucho la atención, como creo a que a muchos otros ciudadanos de este país.

    En primer lugar esta su rechazo a tratar el tema de la reforma de la ley electoral. Se trata de una reivindicación ciudadana que trasciende una situación concreta y que representa un sentir general de la sociedad española. No hay que profundizar mucho para entender que los votos de los españoles no valen todos lo mismo en función de a quién votas y en qué lugar lo haces. Esta reforma electoral además está basada en un informe del propio consejo de estado en el que deja claro que el sistema es injusto y da algunas pautas sobre qué modificaciones se deben hacer para cambiarlo. La simplificación que el Sr. Rajoy hizo en el debate en la respuesta a Rosa Díez fue sorprendente si tenemos en cuenta que la propuesta no trata de beneficiar a nadie sino de intentar hacer un sistema en que se respete el derecho de cada ciudadano español de elegir y ser elegido en igualdad de condiciones. Claro que se puede entender algo mejor si tenemos en cuenta que es el propio partido popular el principal beneficiario de este sistema ya que sus diputados le cuestan cuatro veces menos votos que los diputados de UPyD.

    Lo más grave no es que CiU haya obtenido 16 diputados con menos votos que UPyD, que ha obtenido 5, lo peor es que ese peso político ha sido tradicionalmente utilizado por los partidos nacionalistas para condicionar la política nacional en beneficio de sus propios territorios y a costa del resto de españoles, algo que no parece preocupar excesivamente al presidente, teniendo en cuenta el protagonismo que desde el primer momento les ha dado, augurio de continuar haciendo concesiones.

    El segundo tema sorprendente ha sido la respuesta de crispación ante el tema de la corrupción. Es también una cuestión de interés general y algo que marca la opinión de los españoles por la clase política. No se puede generalizar (Rosa Díez no lo hizo en su intervención) pero eso no implica que haya que silenciar los casos que existen de corrupción y a los que debemos atacar de forma clara y arrancarlos de raíz. Resulta curioso ver al mismo tiempo que Rajoy responde así a su antiguo amigo Camps en el banquillo de los acusados dando una lamentable imagen de lo que la prepotencia política puede ponerse de manifiesto en una acción política. Y lo más grave es que lo de Camps parece verse salpicado de cosas que van mucho más allá de unos simples trajes y que representan una forma de hacer política con la que no estamos de acuerdo y de la que el Sr. Rajoy debería separarse con mucha mayor claridad.

    Otra cuestión que me preocupa mucho ha sido la mesura con la que ha hecho declaraciones sobre el tema de ETA. La participación de Amaiur y Bildu en la vida política española está dando cada día pruebas evidentes de lo que es y lo que pretende. Los españoles esperaríamos una respuesta mucho más clara ante una declaración tan evidente como esta:

    Somos muchos los que pensamos que el camino para derrotar a ETA sigue siendo el mismo y tiene sólo dos premisas: el homenaje a las vícitimas y los silenciados y el cumplimiento de la ley para los asesinos y sus cómplices.

    El otro tema es la formación del gobierno en sí y las políticas que debe desarrollar para ahorrar todo lo que se ha comprometido con Europa. Desde quien fue elegido por los madrileños para ser su alcalde y ahora se marcha con una incoherencia absoluta pues afirmó que no lo haría de modo claro y contundente...

    Y sorprende que el bloque económico de choque con el que cuenta el nuevo gobierno para salir de la crisis estuviera tan implicado en el inicio de la misma con personas vinculadas a empresas de dudosa actuación, cuanto menos.

    Pero si me ofrece dudas el equipo de gobierno mucho más me preocupa el que aún no sepamos qué recortes serán los que vamos a sufrir todos nosotros. Las reformas en la administración, la eliminación de duplicidades o el descenso del paro no son cuestiones con las que podamos contar para el próximo año y aunque supusieran una significativa rebaja (habrá que ver si de verdad se aplican con todo el rigor), no tendrán incidencia en los resultados económicos del próximo año. Para poder llegar a un ahorro como el que dijo el Sr. Rajoy más temprano que tarde veremos subir nuestros impuestos indirectos y también seguiremos con recortes en prestaciones sociales o en infraestructuras. Ya sólo la prórroga de los presupuestos supone congelar los salarios a miles de funcionarios en todo el país. Y esto no ha hecho más que empezar, los recortes duros llegarán una vez pasen las elecciones en Andalucía porque no quieren dar el verdadero rostro hasta que no se celebren esas elecciones ya que podría suponer un paso atrás para alcanzar el anhelado objetivo de alejar al PSOE de su bastión tradicional con lo que supone de derrota absoluta.

    Y mientras tanto enfrente un PSOE  que se preocupa más de sus propias guerras internas que del interés general, alejado de un debate de ideas y centrado en las luchas personales. Está claro que en esta legislatura la oposición parlamentaria real se hará desde UPyD, como ya se demostró en el debate de investidura.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook