Blog 
Lorca desde mi terraza
RSS - Blog de Juan Manuel Cabrera Pareja

El autor

Blog Lorca desde mi terraza - Juan Manuel Cabrera Pareja

Juan Manuel Cabrera Pareja

Profesor de latín y griego en un instituto de enseñanza secundaria, tengo 46 años, casado y con dos hijas. Me gusta el deporte, viajar y estoy presente en las redes sociales como ...

Sobre este blog de Sociedad

Blog de opinión sobre la política en la ciudad de Lorca desde la perspectiva del portavoz de UPyD


Archivo

  • 13
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La izquierda sale a la calle

     Aunque era previsible la actitud de la izquierda española desde el fracaso electoral en las últimas elecciones no deja de sorprender el modo en el que se enfrentan al nuevo panorama político. Todos sabíamos que su oposición no iba a estar en los foros oficiales sino en la calle, hasta el propio Rajoy lo asumía desde el principio como el peaje a pagar en forma de huelga general.

    Suficiente ha sido el anuncio de la reforma laboral para que se alcen los gritos de Izquierda Unida y PSOE desunido clamando movilizaciones a diestro y siniestro. Tienen ganas de salir a la calle a pesar del frío que recorre nuestro país y buena muestra de ello podrían ser los ensayos de manifestación en la defensa del juez en otro tiempo enemigo público y hoy el defensor de la democracia, aunque sea pisando los derechos de los demás ciudadanos.

    No seré yo el que defienda una reforma laboral que no va a solucionar verdaderamente los problemas económicos de este país ni por su contenido ni por su forma. Intentan vendernos la moto de que es imprescindible para sanear nuestra economía aunque todos sepamos que no va a generar empleo. Mientras tanto seguimos sin abordar los verdaderos problemas de nuestro sistema económico incapaz de producir riqueza e instalado en la pura especulación. No hacemos frente a una verdadera reforma del sistema financiero que exija a los bancos y cajas que pongan en circulación el dinero que el propio estado les ha regalado para pagar sus propios sueldos y sus cuentas de beneficios.

    Tampoco el gobierno popular parece dispuesto a meter mano en el desaguisado de comunidades autónomas en donde las duplicidades y la ineficacia campan a sus anchas. Seguirán ofreciendo infraestructuras públicas por cupos territoriales en lugar de por necesidades y por rentabilidad y para ello continuarán recortando en sanidad y en educación. Alguien debería decirles que si quieren copiar a UPyD que lo hagan bien y no se limiten al estribillo.

    Sabíamos que era imprescindible deshacernos del terrible cáncer que ha supuesto el zapaterismo aunque era evidente que lo que venía a sustituirlo acabaría haciendo incluso buenas algunas de sus barbaridades.

    La izquierda se autodestruye al dar un paso adelante hacia el vacío en un ejemplo de autismo político en el que prefieren la inmolación colectiva antes que el reconocimiento de sus propios errores. Elegir entre lo viejo y lo más viejo todos sabemos que acabará en guerra después del desastre previsible en las elecciones andaluzas y Asturianas.

    La desgracia de todo esto es que dejamos a un partido popular con el poder absoluto de hacer y deshacer a voluntad sin una oposición de PSOE o IU que contrapese sus abusos. Sólo tiene que hacer un par de concesiones a los nacionalistas vascos y catalanes para tener casi todo el arco político controlado.

    Sólo un pequeño problema les ha surgido en todo esto porque en Andalucía y en Asturias puede que el gobierno dependa del apoyo de UPyD. Es verdad que aún es un partido pequeño pero también es cierto que su capacidad de influir en la vida pública es enorme. Se copia su discurso aunque se intenta acallar su mensaje y ya todos hablan de lo que hace poco sólo Rosa Díez denunciaba y proponía: privilegios de los políticos y despilfarro en las comunidades son sólo dos ejemplos, pero hay muchos más.

    A los votantes andaluces y asturianos se les ofrece una alternativa para no tener que soportar cuatro años la apisonadora del pp sin ningún tipo de control y ese es el voto a UPyD. Ya hemos avisado de que la oposición no se puede hacer en la calle porque no es ahí el lugar en el que se solucionan los problemas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook