Blog 
Lorca desde mi terraza
RSS - Blog de Juan Manuel Cabrera Pareja

El autor

Blog Lorca desde mi terraza - Juan Manuel Cabrera Pareja

Juan Manuel Cabrera Pareja

Profesor de latín y griego en un instituto de enseñanza secundaria, tengo 46 años, casado y con dos hijas. Me gusta el deporte, viajar y estoy presente en las redes sociales como ...

Sobre este blog de Sociedad

Blog de opinión sobre la política en la ciudad de Lorca desde la perspectiva del portavoz de UPyD


Archivo

  • 12
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Inmersión lingüística quemando la bandera española

     Una de las herencias que nos deja el zapaterismo que acaba es la de un desprestigio absoluto de las instituciones superiores de la justicia. Ya vimos el desprecio de los nacionalistas y socialistas a la sentencia del estatuto catalán. Gracias al reparto de puestos que habían establecido unos y otros y que vulnera el principio de independencia de los tres poderes llegó lo de Bildu y su participación en las elecciones locales con lo que ha supuesto de presencia pública de aquellos que siguen sin renunciar a la violencia como forma de conseguir sus objetivos políticos incluso con el desprecio a las víctimas. El resultado puede ser lo que algunos consideran que debe ser una simple convivencia educada.

    Y ahora llega el tema de la "inmersión lingüística" como método fascista de imposición del catalán en un sistema similar a aquel que vivimos en las escuelas franquistas. Entonces nos prohibían hablar, leer y escribir en catalán del mismo modo que ahora se impide escolarizar en castellano, rotular comercios o cualquier otra manifestación de la cultura española de la que, quieran o no, también forma parte la cultura catalana, la vasca y todas las demás comunidades. No tienen ningún pudor ni nacionalistas ni el propio gobierno en manifestar su rechazo y su amenaza de no cumplirla. Debe ser que en este país sólo algunos estamos obligados a cumplir las leyes.

    Mientras ponen en escena sus peleas de matrimonio se preparan para el gran pacto que permitirá al PP gobernar en este país aunque sea mediante concesiones similares a las ya realizadas anteriormente a los nacionalistas y que acabarán de establecer un sistema claramente desigual en el que existan ciudadanos de primera y de segunda dependiendo de la comunidad en la que vivas. Todos sabemos que el paisaje después del 20N será similar si la gobernabilidad depende de los nacionalistas, volveremos al mercadeo de competencias y beneficios a cambio de estabilidad para aprobar los presupuestos. Por eso es imprescindible que una nueva vía se abra en este país para que exista un cambio real que elimine este bipartidismo viciado. Lo contrario consiste en un  acuerdo en eso de recortar en lo que menos les interesa: la educación.

    Pero sabemos que sí existe esa alternativa porque hay un partido que hace política de otra forma y que lo demuestra día a día con su actividad en todas las instituciones en las que está presente. UPyD desarrolla más trabajo en el parlamento europeo que los grandes partidos nacionales, en la Comunidad de Madrid o en su iniciativa abrir las puertas para recibir a todos los que quieran hablar con sus representantes de UPyD, comenzando por Rosa Díez. Por eso seguimos apostando por un verdadero voto útil que cambie las cosas de verdad.

    Ayer fue 11-S y, además del día en el que los radicales catalanes queman banderas españolas y los políticos nacionalistas preparan la transición hacia su independencia, pero menos, se recordaban los 10 años que hace que el mundo parece un poco menos seguro tras la caída de las torres gemelas, como nos recordaba Rosa Díez en su blog personal.

    Por lo demás todo sigue igual: ConR sigue con su estrategia de parecerse a Robin Hood proponiendo quitar a los ricos para darlo a los pobres y su última ocurrencia es la de rescatar el impuesto del patrimonio, algo que nosotros habíamos propuesto desde el principio. Lo más grave es que algunos medios de comunicación han dejado de informar directamente para dedicarse sólo a formar con la R (basta ver un informativo de la televisión pública que pagamos todos o la Sexta o cualquier tertulia política en la SER). Otros siguen formando con la otra R pepera. Hacen un pacto para cumplir la ley electoral que limita la campaña a quince días para ahorrar en sus descomunales gastos de promoción pero a continuación colocan banners publicitarios en todos los medios digitales. Su estrategia es decir una chorrada al día para que los medios afines se hagan eco y así los demás hablen, aunque sea mal.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook