Blog 
Lorca desde mi terraza
RSS - Blog de Juan Manuel Cabrera Pareja

El autor

Blog Lorca desde mi terraza - Juan Manuel Cabrera Pareja

Juan Manuel Cabrera Pareja

Profesor de latín y griego en un instituto de enseñanza secundaria, tengo 46 años, casado y con dos hijas. Me gusta el deporte, viajar y estoy presente en las redes sociales como ...

Sobre este blog de Sociedad

Blog de opinión sobre la política en la ciudad de Lorca desde la perspectiva del portavoz de UPyD


Archivo

  • 11
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Este gobierno es cobarde y mentiroso

     Pocos deben ser los que en este país siguen defendiendo la política de recortes que este gobierno está llevando a cabo desde el minuto cero de su toma de posesión. Son muchas las razones para ello y ya ni los que los votaron apuestan por defenderlas.

    Yo voy a intentar exponer algunas de las razones por las que estoy profundamente en contra de este sistema de gobierno a base de recoger dinero siempre de los mismos, apretarnos el cinturón a los de siempre mientras mantienen las verdaderas estructuras despilfarradoras de nuestro sistema y defienden los intereses de los más poderosos.

    Para empezar diré que, una vez más, los recortes afectan directamente mi bolsillo y mi poder adquisitivo de una forma que comienza a ser inasumible para mantener mi sistema de vida. Es cierto que puedo considerarme un privilegiado por tener un trabajo estable (por cierto no me lo regaló nadie sino que accedí a él en concurso oposición libre después de muchos años de estudio) y también soy afortunado por tener un sueldo con el que poder vivir dignamente.

    Me suben los impuestos directos, me suben el IVA, la gasolina (menos mal que dejé de fumar y consumo poco alcohol), me quitan la paga extraordinaria de navidad (menos mal que mis hijas ya son mayores y saben lo de los reyes magos). Me suben las horas de trabajo y el número de alumnos a los que tendré que atender en cada clase, es decir, empeoran mi calidad de trabajo y encima ya no podré tomar ni unas vacaciones porque también me han subido las tasas de la universidad de mi hija.

    Comprendo que tengo que hacer un esfuerzo para arrimar el hombro pero: ¿todos hacen el mismo sacrificio? ¿también arriman el hombro todos los que gozan de una economía sumergida por la que no pagan impuestos, ni IVA y que encima han sido amnistiados? ¿Pagan los que ganan mucho más que yo en proporción a lo que hago yo? ¿y este esfuerzo es para salvar el culo al sistema financiero, ese que ha hipotecado nuestra vida durante los próximos años a precio de usura?

    Es inaceptable este gobierno porque no hace todo aquello que dijo que nunca haría, es detestable porque aprieta a los más débiles, a los que puede coger de la nómina para que financien las tropelías que llevan haciendo durante décadas. Este gobierno es nefasto porque improvisa, porque aplica las medidas tarde y encima mal.

    Hemos sido muchos los que llevamos años diciendo que lo que hay que hacer es recortar en la administración política, en las duplicidades de las administraciones, en los sueldos de los cargos públicos, en las subvenciones a partidos y sindicatos. Hace años que dijimos que había que reformar el sistema financiero para que los políticos no lo usaran como su propio cortijo mientras financiaban sus caprichitos de reyezuelos y colocaban con sueldos descomunales a sus amiguetes. Cuando decíamos todo esto nos despreciaban, nos insultaban, nos trataban de idiotas y ahora salen ellos con esa cantinela.

    Podríamos darnos por satisfecho si realmente aplicaran las políticas que cualquiera puede leer en el programa electoral de UPyD con el que se presentó a las pasadas elecciones. Pero la realidad es bien distinta porque no las van a aplicar. Los recortes se limitan a apretar a los ciudadanos pero dejando privilegios, sueldos, coches oficiales, embajadas, defensores de cualquier cosa y entes de todo tipo. Se mantiene un sistema de financiación de partidos nada transparente en el que los grandes se siguen igual gracias a una ley electoral injusta que no quieren cambiar para no perder el control.

    Estoy en contra de estos recortes porque no quiero que mi dinero sirva para rescatar a los que se han hundido a base de llevárselo calentito y gratis. No quiero rescatar a esos bancos que no tienen miramientos a la hora de hacer desahucios. No quiero pagar los cargos de libre designación ni los sobresueldos, ni los entes que no sirven para nada. No quiero pagar aeropuertos sin aviones ni autovías sin coches o AVEs sin pasajeros para que el politicucho de turno se coloque la medalla de la modernidad despilfarrando el dinero de todos.

    Lo que quiero es que paguen todos, que se persiga el fraude fiscal, que se incentive la formación de pequeñas empresas, que se meta en la cárcel a los que han causado la quiebra de nuestro sistema financiero. Quiero que no se privaticen los servicios públicos, que la sanidad o la educación sean mejoradas. Quiero que se invierta en investigación, que se pague un sueldo digno a los policías, a los médicos, a los profesores, a los funcionarios que mantienen un sistema público de calidad que favorece la igualdad entre los ciudadanos. Yo apuesto por un sistema que proteja a los que tienen que atender a dependientes, que apoye a los parados (que no tienen trabajo porque no hay y no porque sean unos vagos que no lo buscan como defiende el Sr. Rajoy.

    Mi propuesta es que todos paguemos en proporción a lo que tenemos de verdad y que no se escape nadie. Lo que hay que hacer es reducir los gastos superfluos del estado para garantizar servicios de calidad y reducir políticos y sus privilegios.

    En definitiva, este gobierno es un fraude para los ciudadanos y nos lleva a la ruina para salvar a los de siempre. Volvemos a tener mala suerte porque en los momentos más críticos seguimos sin tener gobernantes a la altura de las circunstancias. Esta legislatura va a ser corta pero a mí ya se me está haciendo muy larga con los meses que llevamos ya.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook