Blog 
Lorca desde mi terraza
RSS - Blog de Juan Manuel Cabrera Pareja

El autor

Blog Lorca desde mi terraza - Juan Manuel Cabrera Pareja

Juan Manuel Cabrera Pareja

Profesor de latín y griego en un instituto de enseñanza secundaria, tengo 46 años, casado y con dos hijas. Me gusta el deporte, viajar y estoy presente en las redes sociales como ...

Sobre este blog de Sociedad

Blog de opinión sobre la política en la ciudad de Lorca desde la perspectiva del portavoz de UPyD


Archivo

  • 01
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    En tren de Murcia a Granada

    La línea de ferrocarril que unía Murcia con Granada formó una parte importante de mi infancia ya que era el transporte que usaba para ir a ver a mi familia allí. Nosotros vivíamos entonces en Fuente Álamo y en los veranos mis padres nos mandaban con los abuelos a Loja nada más comenzar las vacaciones. Mi hermano y yo éramos depositados en un asiento del vagón mientras mi padre hablaba con el revisor para que nos "echara un ojo" y mi madre nos despedía con una mezcla de tristeza ante la ausencia y de alegría ante el descanso que suponía no tener que bregar con nosotros durante unas semanas.

    El viaje se hacía eterno, eran casi doce horas subidos en un tren que parecía que se iba a desmontar en cualquier momento y que paraba en cientos de lugares en los que nunca había nadie. El ruido que hacía impedía casi entendernos, sobre todo cuando bajábamos la ventanilla para que entrara algo de fresco a medida que iba subiendo la temperatura fuera y dentro.

    Para alguien que había crecido en la vega del Genil el paisaje que se divisaba desde el tren era algo sorprendente: seco, solitario y casi deshabitado con las únicas excepciones de Baza y Guadix hasta llegar a la sierra de Granada.

    A medio camino nos comíamos el bocadillo de tortilla que mi mamá había preparado y nos tomábamos el refresco que ya parecía más caldo caliente que otra cosa. Alrededor los viajantes lanzaban bocanadas de humo sacado de sus cigarros en un tiempo en el que los ceniceros de los reposa brazos estaban llenos de colillas.

    Años más tarde esa línea volvió a mi vida cuando estuve dando clases en el instituto de Baza. Ya se había desmantelado pero aún podía verse el trazado por la parte alta de Baza con su paso a nivel abandonado que separaba las zonas de mayor exclusión social y económica de la ciudad.

    Ayer UPyD votó en contra de una proposición socialista para solicitar a la Unión Europea ampliar el corredor del Mediterráneo con un ramal que recupere la conexión Guadix-Lorca de entonces. No se votó en contra de la línea sino porque se pide previamente un estudio que garantice la viabilidad  del proyecto.

    Tenemos que recordar que la línea se desmanteló ante la falta de rentabilidad económica dado el abandono en que las administraciones la habían dejado. Ni la Junta de Andalucía ni el Estado hicieron nada por evitarlo ya que apostaban por proyectos mucho más importantes y vistosos.

    El abandono de esta línea de ferrocarril responde a una política nacional de infraestructuras errónea por muchos motivos. Para empezar se ha primado la construcción de carreteras en lugar del transporte por ferrocarril aunque este último es mucho más barato y además menos agresivo con el medio ambiente. Esto ha llevado a llenar nuestras carreteras de enormes camiones contaminan al transportar nuestras mercancías en sustitución de trenes que realizarían mejor ese trabajo conectados, además, con los puertos marítimos del Mediterráneo.

    Para colmo de males se ha apostado por trenes AVE nuevos mientras se olvidaban las líneas regionales mucho más usadas y necesarias para la inmensa mayoría de ciudadanos. Esos AVEs se trazaban en un sistema de cupos territoriales a los que se tenía acceso en función del peso político de la comunidad, las amistades personales del presidente de gobierno de turno, los votos que se podían pillar etc, en lugar de hacerlos teniendo en cuenta la rentabilidad y viabilidad. El resultado ha sido disponer de modernísimos trenes vacíos que pagamos con nuestros impuestos para hacerlos primero y para moverlos después.

    La comunidad que no tenía su propio AVE era considerada de "segunda" y la apuesta principal de cualquier político regional o local era traer para su pueblo esta conexión cual "Plan Marshall" del siglo XXI que permitiera llegar a Madrid en tiempo récord (aunque luego nadie tuviera que ir a Madrid para nada en meses). Eso o, al menos, verlo pasar a toda velocidad aunque parara a 100 km de casa.

    En Murcia queremos un tren de alta velocidad del siglo XXI que nos lleve en 3 horas a Madrid aunque el cercanías es más del XIX y tarda una hora en llegar a Murcia. ¿Qué necesitamos más?

    Y encima se primó la conexión con Madrid en lugar de primar la conexión directa con Europa que es lo que realmente nos hacía falta para llevar nuestros productos a Francia, Inglaterra o Alemania.

    El resultado de esta política de infraestructuras la tenemos en la foto de aeropuertos sin aviones, trenes sin pasajeros y autopistas sin vehículos mientras no se invierte en modernizar los recursos que verdaderamente necesitamos los ciudadanos.

    Creo que la conexión Murcia-Granada es algo importante para el desarrollo de toda esta zona y así debe ser entendido, pero me parece fundamental que se realice previamente un estudio de viabilidad del proyecto que nos diga lo que hace falta para aprovechar al máximo sus posibilidades. De nada nos sirve un tren si no hay viajeros que mover, si no hay mercancías que trasladar. Necesitamos una inyección económica que desarrolle el tejido productivo de todas estas comarcas porque sólo así los ciudadanos podremos beneficiarnos realmente de esta infraestructura.

    Resulta una paradoja que ahora el PSOE  en Lorca pida llevar adelante el proyecto pero no exige a la Junta de Andalucía que haga el estudio de rentabilidad económica y social que es imprescindible para que Europa invierta el dinero necesario. Ya podría haber apostado por esa infraestructura en todos los años que estuvo gobernando y en los que prefirió hacer el AVE en Galicia (¿de dónde era el ministro de fomento de entonces?) o el de Cataluña (¿quién gobernaba allí?

    Necesitamos políticas que tengan en cuenta las necesidades de los ciudadanos y no la conveniencia de los políticos de turno por cupos territoriales de inversión. Eso es lo que hizo el PSOE en el pasado y lo que ahora mantiene el PP. Mientras despilfarran nuestro dinero en proyectos como los aeropuertos en Murcia nos recortan los sueldos, privatizan la sanidad, destruyen nuestro sistema educativo y destrozan nuestro futuro recortando en investigación.

    ¡Qué mala suerte hemos tenido! tenemos los peores políticos justo en el peor momento económico y social.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook