Blog 
Lorca desde mi terraza
RSS - Blog de Juan Manuel Cabrera Pareja

El autor

Blog Lorca desde mi terraza - Juan Manuel Cabrera Pareja

Juan Manuel Cabrera Pareja

Profesor de latín y griego en un instituto de enseñanza secundaria, tengo 46 años, casado y con dos hijas. Me gusta el deporte, viajar y estoy presente en las redes sociales como ...

Sobre este blog de Sociedad

Blog de opinión sobre la política en la ciudad de Lorca desde la perspectiva del portavoz de UPyD


Archivo

  • 10
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Carta abierta a Durán y Lérida

     Sr. Durán, no comienzo mi carta con el término querido porque usted no es querido por mí, ni siquiera por pura cortesía. El motivo de estas letras es manifestarle mi más profundo rechazo personal a sus declaraciones sobre los andaluces que cobran el PER, según usted, para irse al bar.

    Soy andaluz de nacimiento aunque hace ya muchos años que vivo en Murcia. De todos modos también viví en Cataluña durante seis años donde estudié el bachillerato y de donde guardo muy buenos amigos y estupendos recuerdos. Sé que Cataluña ha cambiado mucho en estos años gracias al trabajo de todos, como en el resto de España aunque algunas cosas parecen permanecer.

    Uno de los recuerdos más tristes que guarde de aquella época fue la actitud de algunos (verdaderamente eran pocos) catalanes, de los de pura cepa, que me insultaban y despreciaban por ser andaluz y me llamaban charnego. Nunca consideré que esa actitud fuera generalizada porque solían ser gente de baja formación cultural en castellano y en catalán a los que el rechazo social y la falta de visión de futuro les hacía usar el catalán como arma arrojadiza frente a los que estábamos aprendiendo su uso y disfrute.

    Sus declaraciones del otro día me han recordado lo más despreciable de aquellos insultos y comentarios y me duele mucho más viniendo de alguien que se supone sí tiene una preparación y unos estudios suficientes como para hacer un análisis de la realidad nacional basado en criterios objetivos y no en tópicos rancios y pasados de moda que son la base de su nacionalismo de mirarse el ombligo.

    Imagino que sus declaraciones son fruto de una precampaña en la que usted ha decidido poner toda la carne en el asador en un intento de acaparar el voto catalanista que se le escapa ante opciones muchos más radicales que basan su éxito en realzar lo catalán a base de despreciar lo español. Lástima, porque era usted, según las encuestas, uno de los pocos políticos con buena valoración muy a pesar de las ideas que defiende, y quizás precisamente porque su postura conciliadora y de pactos le daba un buen cartel frente a aquellos que han decidido apostar por el enfrentamiento, la descalificación y la persecución de aquellos que no aceptan la doctrina nacionalista impuesta tanto por el anterior gobierno autonómico como por éste (a pesar de que siempre pacta para sacar tajada).

    Su vida política la ha pasado dando lecciones a los demás y ya demostró su talante cuando hace algunos meses defendía los privilegios de los políticos para que el parlamento no se llenara de funcionarios y gente pobre. Ahora arremete contra la política social que supone una ayuda a los ciudadanos más desfavorecidos de este país con el tópico de que los andaluces somos vagos.

    Defiende usted un sistema catalán de financiación injusto basado en que ustedes deben tener más porque producen más, no quieren ser solidarios con el resto de ciudadanos más necesitados de este país y para ello ponen la escusa del típico xenófobo: total si son así porque quieren y porque no hacen nada por salir de esa situación.

    Sr. Durán, Cataluña produce más riqueza gracias a millones de españoles que trabajan allí desde hace muchos años, gracias a las inversiones de bancos y empresas que reciben dinero de todo el territorio español. La industria catalana vende una gran parte de su producción al resto de España en el comercio interior gracias a carreteras pagadas por todos, también por esos andaluces que no las deben usar ya que están todo el tiempo en el bar.

    Los estados están para equilibrar las desigualdades sociales y para hacer que el crecimiento de las economías se base en un reparto justo que beneficia a los que producen y a los que consumen. Si algunos andaluces reciben la solidaridad de otros no es sólo por un interés social sino que supone un desarrollo que les permitirá consumir sus cavas y otros productos básicos en la generación de riqueza allí.

    Sr. Durán, usted representa a muchos catalanes a los que ha insultado porque son de origen andaluz, viven en Cataluña y son tan catalanes como usted, con los mismos derechos. Yo también pago mis impuestos en Murcia y nunca he recibido ayuda del PER aunque suelo ir al bar a tomar algo después de terminar mi jornada laboral. Por cierto, le he visto en una foto muy bien sentado en una lujosa suite disfrutando de placeres similares a los que desprecia, aunque ya le gustaría a los jornaleros a los que critica tanto poder acceder a tanto lujo.

    Lo más triste es que le hubiera bastado con censurar el sistema de reparto del PER, una de las grandes lacras de la sociedad andaluza y extremeña, ya que ha supuesto un sistema clientelar en el que los más necesitados dependen de la administración para recibir las ayudas, lo que ha creado una dependencia del voto en gran parte de los municipios menos desarrollados económicamente. Le hubiera bastado con proponer una mejor distribución, una reforma de la administración que hiciera esa ayuda más eficaz y que sirviera para levantar las economías de esos lugares para ofrecer un medio de vida a muchos de esos ciudadanos.

    Pero juega usted con el insulto y el desprecio a sus conciudadanos para ocultar la falta de eficacia en su gestión, esa que le hace cerrar quirófanos y bajar los sueldos a los funcionarios con tal del mantener las 300 embajadas catalanas por el mundo en las que han colocado a muchos de sus amiguetes o los millones de euros con los que doblan películas y rotulan en catalán. Ese dinero que usan para impedir que sus conciudadanos puedan elegir libremente la lengua en la que expresarse o en la que estudiar, mientras ustedes llevan a sus hijos a colegios de pago en los que sí pueden elegir.

    Sr. Durán i Lleida, como catalán no sé si usted es "pesetero" pero lo que sí sé es que como persona es usted defensora de los privilegios y las desigualdades, es usted xenófobo y no debería ir al parlamento porque allí están los representantes de todos los españoles y usted solo quiere representar a los catalanes.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook