Blog 
Las Estaciones y Los Días
RSS - Blog de Israel Olivera

El autor

Blog Las Estaciones y Los Días - Israel Olivera

Israel Olivera

Periodista. Del norte al sur.

Sobre este blog de Murcia

De lo cultural, de lo político y de lo social


Archivo

  • 10
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    PERO ESTOS, SÍ

    Llega 2013 con aire funesto, con tufo de podredumbre en la ética política.

    #MadridArena Dimite el vicealcalde y su dimisión, retiro obligado por la oligarquía popular, refuerza más que nunca la imagen de Ana Botella sumergida en las aguas nada procelosas de un jacuzzi mientras se enfriaban los cadáveres de cuatro chicas (eran cuatro entonces), en la morgue. 

    #Unió Tras las monturas de diseño lucidas siempre por Durán I Lleida se esconde ahora no la mirada del político capaz, sino la del taimado e incumplidor, la personificación del "donde dije digo, digo diego", la del electo parapetado tras su condición de cargo publico como clavo ardiendo.

    #Rato No es ya un despropósito, sino la desverguenza absoluta de los contratadores y del contratado, una oda monumental a la hipocresía.

    #Baltar Después e transformar un ente supramunicipal en una escuela de nepotismo de manual durante más de veinte años decide, tras el aluvión judicial, pedir la "suspensión temporal" de militancia en el PP. Ahora, los populares galegos callan y miran para otro lado. No va con ellos pese a los 115 enchufados en instituciones públicas.

    #DiputadosdeCastillaLaMancha Una vez retirado el sueldo como diputados, ya son tres cargos populares los que han tirado de ingeniería política para garantizarse el pecunio mensual sin despeinarse. Pasan decobrar de la diputación a cobrar directamente de sus respectivos ayuntamientos. Concejales y alcaldes liberados con dedicación exclusiva a su municipio.

    #200 Este es el número de cargos públicos imputados en casos de corrupción en cinco comunidades. Protegidos por la presunción de inocencia muchos de ellos continuan ocupando y cobrando como cargos públicos.

    No se puede generalizar.

    No todos los políticos son iguales.

    No se puede meter a todos en el mismo saco.

    No, no, no, no.

    Pero estos, sí.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook