Blog 
Las Estaciones y Los Días
RSS - Blog de Israel Olivera

El autor

Blog Las Estaciones y Los Días - Israel Olivera

Israel Olivera

Periodista. Del norte al sur.

Sobre este blog de Murcia

De lo cultural, de lo político y de lo social


Archivo

  • 31
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    En el frío

    En el frío relente de este invierno tardío las copas de los árboles se escarchan de dulce blanco, sazonados por el rocío helado, como si de un confeti níveo se tratara.

    En el frío de estos primeros días del año, las montañas se aprietan y buscan el espejeo del sol del mediodía como modo único de templar el espíritu que las mueve.

    En el frío de estas madrugadas gélidas, el hielo se compacta bajo los árboles, a la sombra húmeda de la noche, con un vago recuerdo del calor crepitando en la tierra.

    En el frío de estas jornadas, la uniformidad de las cumbres nevadas determina el paisaje como si de una pintura inmutable se tratara.

    En el frío de estas atardecidas, cuando la noche gana la batalla, el aire se cuela entre las rendijas del hogar, buscando el resquicio propicio, la complicidad de la ranura abierta.

    En el frío definitivo de la noche, el agua se entumece, somnolienta, y duerme el sueño glacial de una justicia natural lánguida, perezosa, inmisericorde.

    El vaho se adhiere a los cristales de las ventanas, al amor del hogar. Un niño dibuja, suave, una figura antropomorfa con su dedo. Pinta un rostro, un tronco desnudo, dos brazos con sus manos en forma de bola, dos piernas largas, zapatos. Ajeno a todo.

    Hoy, la política, con un Cascos en zozobra capitaneando un barco ya hundido, con un Rajoy poniéndose vendas en heridas que aún no tiene, con un PSOE que pontifica el fino estilismo de la esgrima y utiliza la baja estofa de la faca, con la austeridad pregonada desde una Europa cada vez más lejana y distante de sus ciudadanos, con un Camps tachonado de medallas tras salir airoso de un juicio inenarrable, con unos ERES fraudulentos de una economía andaluza agostada…

    Qué sencillo resultaría, en el frío de la mañana, borrarlo todo como el dibujo de un niño en el cristal de una ventana.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook