Blog 
La hora de mi recreo
RSS - Blog de raquel sánchez

El autor

Blog La hora de mi recreo - raquel sánchez

raquel sánchez

Curiosa, impaciente y rebelde como los niños esperando que llegue la hora de mi recreo.

Sobre este blog de Cultura

Viajar, salir, cosas en las que recrearse y que te pueden interesar. En Murcia o más allá. Los Lunes en este blog.


Archivo

  • 15
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Se me olvidó el cupón.

     

     El verano dio para mucho. Dio hasta para reflexionar, sin llegar a la meditación, pero sí para plantearse propósitos varios. Algunos de ellos cumplidos (por ahora):
            No pasar la tarjeta por caja ni en “La Semana Fantástica”; ni si quiera al super he entrado.
            Apuntarme a Inglés; esperando que empiecen las clases.
            Seguir con el gimnasio; dos días a la semana.
            No cabrearme en el trabajo; hasta donde es humanamente posible.
            Tantear otros mundos; los blogs ya son una galaxia.
            Comprar el numerico de los ciegos; otra vez se me olvidó, como los donuts.
     Quizás sea el menos importante de mis propósitos para el curso que empieza, pero cuando el hecho de incumplirlo supone la amenaza de que detrás de ese irán fracasando el resto. Y al final, nos quedaremos como estábamos. Y sin casa en la playa.
     Quizás sea incompatible cumplir dos ilusiones el mismo día, comprar el Cuponazo de los viernes y llevar una gran vida social. O se está en lo uno o en lo otro.
     Quizás ha llegado el momento de replantarse el objetivo: Hacerse rica ¿Me dará la felicidad o me la quitará? Y el método: Dejando que el azar decida.
     Quizás tendría que plantearme una nueva inversión en una obra social que no sea una misma; con tiempo en vez de con donativos. Pero ese es otro propósito, que lleva su propio proceso, y que dejaremos para entrado el otoño.
     Mientras tanto, compraré el cupón de la semana cuando pase cerca del kiosko de la ONCE, por si acaso. Y echaré los euros que me sobren del “cinq à sept” en el cerdito de barro. A ver si el chino da para una semana en La Manga del Mar Menor.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook