Blog 
La hora de mi recreo
RSS - Blog de raquel sánchez

El autor

Blog La hora de mi recreo - raquel sánchez

raquel sánchez

Curiosa, impaciente y rebelde como los niños esperando que llegue la hora de mi recreo.

Sobre este blog de Cultura

Viajar, salir, cosas en las que recrearse y que te pueden interesar. En Murcia o más allá. Los Lunes en este blog.


Archivo

  • 07
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Se acabó la prórroga

     Aunque domine el oficio de la procrastinación, lo que antes llamaban vaguear, el fin de las Navidades recuerda que no queda más remedio que atender a las obligaciones y empezar a pinchar los globos de las ilusiones fabricadas. Pidiendo unos minutitos más cuando suene el despertador.

     Intoxicándome con películas mil veces vistas, sabiendo el triste final y recreándome en las ensoñaciones de Cyrano o de Scaramouche, en blanco y negro o en Technicolor, aprendiendo a perder como las verdaderas heroínas.
     Disfrutando con Annie el musical. En Alcantarilla, que cae un poquito más cerca que la capital del reino, repitieron éxito por segundo año músicos, Orquesta de Cámara de Murcia, cantantes y actores.  Entregados en el escenario, sin cobrar y apoyando  a diferentes proyectos benéficos. Niños y mayores salimos cantando, y listos para enfrentar las dificultades, porque “solo falta un día hasta mañana, nada más”.
     Taconeando como antaño por Santa Eulalia, del Vasundhara al Atomic, escotada en pleno invierno aun a riesgo de convocar a los moscones. Porque muchos son los llamados y pocos los elegidos, y a veces bailar al ritmo de The Strokes exorciza algunas decepciones y recupera las algunas esperanzas.
     Y mojando el roscón en la taza rebosante, acabando los surtidos de bombones, probando antiguos licores de kola (con el alcohol hace años evaporado) y los modernos de chocolate. Subiendo los niveles de cacaolesterol que tendrán que bajar con penitentes cenas de sosas manzanas y  aburridas ensaladas.
     Llega el momento de cerrar por fin de vacaciones. Colombina buscará nuevos libretos, seguirá otras rutas, y hasta se sentará frente al ordenador para, irremediablemente, trabajar. Con los Reyes puestos, esta vez leyeron mi carta, hasta que surjan nuevas tentaciones y empiece un nuevo partido.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook