Blog 
La hora de mi recreo
RSS - Blog de raquel sánchez

El autor

Blog La hora de mi recreo - raquel sánchez

raquel sánchez

Curiosa, impaciente y rebelde como los niños esperando que llegue la hora de mi recreo.

Sobre este blog de Cultura

Viajar, salir, cosas en las que recrearse y que te pueden interesar. En Murcia o más allá. Los Lunes en este blog.


Archivo

  • 20
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Más tonto que ir a Murcia a ná.

     Quizás con la nueva estación del AVE en Los Dolores nos haya tocado la lotería a las pedanías de la zona sur, porque de rebote podrían mejorar las comunicaciones con el centro de la capital. Si es que si hiciera algo con fuste, planificación y pensando en el interés general.

     Si alguno de los políticos que nos dirigen tiene referencia de esta pedanía elegida, más allá de la fama del pulpo que se degusta en “El Morata”, sabrá que si no lo remedia nadie, cuando nos lleguen visitantes y quieran enlazar con otro punto de la región, habrá que dar aviso para que se carguen de paciencia y estén dispuestos a viajar en el tiempo. Si además alguien pretende que el AVE, aparte de de decorar currículos políticos, fomente el turismo regional, habría que pensar en conectar la región con algo más que autovías que  acaban en bancales.

     Los trenes de cercanías son toda una aventura, y te exigen un espíritu bohemio. No se hicieron para los que van a trabajar. Si vas o vienes de Lorca descubrirás  vagones con tapicerías más antiguas que las del tresillo de Cuéntame y tramos de románticos vaivenes  a setenta kilómetros por hora. La misma distancia que la del trayecto ferroviario de Madrid a Toledo, en el doble de tiempo. Pintoresco taller.
     Sin contar las andanzas para llegar y aparcar en las inmediaciones de la Estación del Carmen. La zona verde de la ORA es una idea que se quedo a mitad y que te exige ir cargado con un saquito de monedas de todos los tamaños, porque la maquina no sabe cambiar. Ideal si llevas prisa.
     Y si tu destino es Cartagena, la única opción es pasar por el puerto de la Cadena. Ya veremos si llega al colapso cuando empiece a funcionar el aeropuerto, ese que se está inaugurando cada primavera. Lo de los trenes por la aislada y olvidada Sucina es aun más inverosímil. Escasos, lentos y desaprovechados.
     
     El pueblo de Los Dolores, recién descubierto por algunos gracias al AVE,  fue pedanía de una  pedanía, y ahora casi puede ascender a barrio. Se funde con los extrarradios de la ciudad, lo cual no le ha servido aun para merecer un poquito de consideración de las autoridades en cuestión de servicios municipales; alumbrados, aceras, carriles bici y autobuses. Que se lo pregunten a los ciudadanos de tercera que la víspera de Reyes trajeron a sus zagales a la cabalgata y tuvieron que esperar más de dos horas a que pasara algún  autobús de vuelta. Mientras los niños de los ediles disfrutaban en primera fila del desfile, bajo su portal y con sus papás hilando discursos sobre la ilusión de esa noche delante de las cámaras. Lo que no se ve, aunque este a cien metros, no existe.
     
     Hoy por hoy, acceder al centro de nuestra ciudad desde cualquier lugar del municipio al que no llegue el tranvía  se convierte en una odisea que exige vehiculo propio y un dineral para aparcar. O ir en deportivas y saber de defensa personal. Prefiero no salir, y si tú me dejas, acurrucarme contigo donde te oiga pensar. No vaya a ser que la ciclogénesis explosiva nos pille por la calle y encima nos lesione. Fines de mes para no gastar. Que solo nos dejan leer y ver el cine en casa. Y como mucho asistir a charlas en tiendas de libros en las afueras. Porque ir al centro solo por pasear sale caro y es, como dicen en mi pueblo, más  tonto que ir a Murcia a .
    ¿Viajas a Murcia?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook