Blog 
La hora de mi recreo
RSS - Blog de raquel sánchez

El autor

Blog La hora de mi recreo - raquel sánchez

raquel sánchez

Curiosa, impaciente y rebelde como los niños esperando que llegue la hora de mi recreo.

Sobre este blog de Cultura

Viajar, salir, cosas en las que recrearse y que te pueden interesar. En Murcia o más allá. Los Lunes en este blog.


Archivo

  • 09
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La fiesta del último cantón

     En un rincón de la Cordillera Sur, cuna del movimiento cantonal, hay una parroquia de menos de mil habitantes, donde se celebran desde hace tantos años que ni me quiero acordar, las fiestas patronales en honor a San Antonio. 

     Tienen todo lo que se espera de unas celebraciones de un pueblo de primera categoría, no de una pedanía cualquiera: un escenario en la calle mayor , y casi única calle de la huerta y sus polígonos, banderillas y luces, reina sin rey, verbenas con bocadillos de atún y de sobrasada, charamitas noctámbulas, paseo ciclo-turista y hasta concurso de paellas . No seria el día de la región sin EL concurso de paellas. Mas de una veintena de arroces con conejo compitiendo por un trofeo, que el que gana exhibe orgulloso y el que nunca lo hace cuestiona sembrando la sospecha de tongo. Espuma, pachanga de solteros contra casados, novena y procesión, que todavia queda alguna en el barrio sin novio y con esperanzas. 
     Entre linea y bingo, se olvida el recibo sin pagar y se ríe como si todo fuera igual que ayer. Ya ni se habla de política porque aburre, y ni menos aun se sabe quién fue ese líder nacional, que dese el Miravete hasta Cartagena defendió la libertad.
     El cantón murciano se ha vendido por una mustia subvención que se gasta en lo que dura un pasodoble en hacer región: a base de banquete y de discurso manido, que conforman al  pueblo desengañado. 
     Ojalá no se pierda la tradición, y ojalá algún año la fiesta tenga algo que celebrar, pero con el orgullo cantonal que una vez nos hizo ascender de esquineros a punteros.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook