Blog 
La Escuadra
RSS - Blog de Javier Pedreño

El autor

Blog La Escuadra - Javier Pedreño

Javier Pedreño

Javier Pedreño (Cartagena, 1962). ...

Sobre este blog de Cartagena

Palabras, derribar la gran esquina y catar la verdadera realidad de la existencia.


Archivo

  • 28
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia Cartagena

    Poner el ojo

    La oleada de robos y actos vandálicos que estamos padeciendo en las zonas rurales de Cartagena además de preocupados nos tiene desconcertados. Si se le reclama seguridad al director de la Guardia Civil dice que faltan más de 200 efectivos para atender la región, si se le pregunta a la vicealcaldesa dice que va a solicitar reunión urgente al Delegado del Gobierno, si se le pregunta a la policía municipal o a la nacional dicen que seguramente esa zona no es competencia suya y que llamemos a la Guardia Civil y mientras los delincuentes a lo suyo y a buen ritmo.

    Ellos dirán que lo que se acaban llevando no es nada comparado con lo que han trincado otros con mejor vestimenta dónde los casos que no cesan de aparecer ya no nos sorprenden consiguiendo que el acto de robar haya sido sometido a una especie de homologación del y tú más que convierte el asunto en insoportable con independencia al color del guante y la verdadera diferencia es la violencia a la que las víctimas son sometidas en unos u otros casos. Hace unos días un conocido empresario de Pozo Estrecho se las veía en su casa después de que días antes le hubieran desvalijado la oficina, seguido, son los propios vecinos los que detuvieron a otro delincuente en La Aljorra y así un largo etcétera de casos en zonas rurales.

    Los que sólo nos dedicamos a pagar impuestos no alcanzamos a entender por qué dependiendo de la zona el cuerpo de seguridad que te debería proteger es distinto, y no sólo me refiero a la ertzaintza o a los mossos que se podría llegar a entender, sino a que tenemos  zonas  en Cartagena que una calle la atiende un cuerpo de seguridad y la siguiente otro y al final el río revuelto ya saben a quién le otorga las ganancias. 

    En todo caso siempre acabamos en un problema de dotación afectado por los recortes y en este caso le afectan casi todos, los de la reducción de efectivos en los cuerpos de seguridad, los de los medios judiciales que se les desborda el papeleo por los dos lados de la mesa y por qué no acabar en los de educación, lo que nos debería hacer concluir que esa pasta que han trincado con guante blanco nos falta también para evitar el asalto de guante negro, de modo que al final todo acaba provocando violencia directa o indirecta. 

    La delincuencia es un problema que no se resuelve con actuaciones únicas aunque las estadísticas sí evidencian cuál es el camino, cuando países como Finlandia o Noruega tienen las más bajas tasas de homicidios con 0,1 víctimas cada 100.000 habitantes y  en la otra esquina del listado encontramos a Venezuela con 54, lo que significa que si Cartagena estuviera en Venezuela, tendríamos que lamentar 140 víctimas mortales cada año.  De momento seguimos entre los veinte países con tasas más bajas pero el futuro, en esto como en otras cosas, dependerá de hacia donde queramos mirar y en base a qué modelos queremos construir nuestra sociedad, mirar para Finlandia, Noruega o Dinamarca produce resultados diametralmente opuestos a los que nos supondrá mirar hacia Venezuela, Honduras o Guatemala, así que, cuidado hacia dónde ponen el ojo que detrás viene la bala.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook