Blog 
La Escuadra
RSS - Blog de Javier Pedreño

El autor

Blog La Escuadra - Javier Pedreño

Javier Pedreño

Javier Pedreño (Cartagena, 1962). ...

Sobre este blog de Cartagena

Palabras, derribar la gran esquina y catar la verdadera realidad de la existencia.


Archivo

  • 25
    Febrero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia Cartagena Ana Belén Castejón José López

    Los conocemos a todos

    Cuando algunos miembros del PP proclaman que esto de la corrupción es cosa de unos pocos a nosotros se nos queda ese gesto de boca quebrada que empieza a ser habitual en los españolitos abrumados por el abuso de tanto cara que nos viene sobrepasando por los dos lados de la cama y los cuatro de la cartera. No sé si fue a Churchill al que le preguntaron ‘¿qué opina usted de los franceses?’ y respondió aquello de ‘No lo sé, porque no los conozco a todos’ y por mucho que algunos dirigentes del PP quieran aplicar la máxima de Churchill, la estadística empieza a agriarse y a dar al traste con todo principio de duda razonable.

    El alcalde José López continúa pidiendo enérgicamente que Pilar Barreiro deje de esconderse detrás de los aforamientos y dé la cara,  estaría bien que así fuera, aunque sólo sea jurídicamente pero me temo que no lo verán nuestros ojos por mucho que reclamemos. En el mundo de la empresa cuando algo se repite, conviene optimizarlo para conseguir mejores resultados y mayor control de costes, entonces se acude a industrializar los procesos y esto es lo que está ocurriendo en el PP, que han industrializado el proceso de ‘aterriza como puedas’, porque siempre que pasa igual está sucediendo exactamente lo mismo y por si fuera poco, minimizando todo riesgo de desaforamiento aun en el caso de que se planteen nuevas elecciones no sea que un juez ande rapido esas horas para poner en su sitio a alguno de estos y estas.

    La vicealcaldesa Ana Belén Castejón también comunicó el otro día que la lupa va a empezar a desbrozar papeleos púnicos a todo trapo y aplaudimos los ciudadanos esta decisión de la corporación municipal porque estamos impacientes y deseosos de que así sea. Seguramente estas sensaciones ya recorrían las entendederas de los electores el día de las últimas municipales cuando los votos auparon  a  José López y a Ana Belén Castejón al lugar en el que están. Algún tiempo después hemos tenido tiempo y oportunidades de analizar qué nos mueve realmente y cuando 19 tomos de la investigación de la Púnica salen a la luz con una trama de corrupción municipal y regional infiltrada sobre todo en la Comunidad de Madrid, Murcia, León y Valencia, nos hacemos fuertes en lo de ‘ya lo dije yo’.

    Tirar de hemeroteca y comprobar cómo Pilar Barreiro justificaba su decisión de dimitir como concejala, que es para lo que el pueblo la eligió, aludiendo que se sacrificaba para así favorecer que el Partido Popular pudiera llegar a acuerdos suena a timo de la estampita a la vista de lo visto,  el mismo que el de otros exalcaldes y exalcaldesas de cuyo nombre ya no queremos ni acordarnos. El archivo de la causa de los terrenos reclasificados en el Mar Menor fue una cortina de humo y lo que no se acabaron de llevar entre todos los ladrones, sigue apareciendo por los rincones.

    Los ciudadanos reclamamos otra gente, otra forma de hacer política, otro tipo de personas, una casta, pero de esas que verdaderamente están movidas por lo que alimenta ilusiones y futuro, una raza en la que prevalezca el paso atrás para facilitar el paso adelante, esa que algunos conocimos en la transición pilotada por Carrillo, Fraga, Tierno, Suárez o González en sus mejores tiempos y que se hacían el harakiri en su orgullo para ganar la guerra aunque perdieran todos ellos la discusión si eso les hacía conseguir el consenso, tan necesario también hoy. Eso es lo que hemos votado, acuerdos y entendimiento y quien no lo haya entendido aun, aquí o allí,  tiene los días contados.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook