Blog 
La Escuadra
RSS - Blog de Javier Pedreño

El autor

Blog La Escuadra - Javier Pedreño

Javier Pedreño

Javier Pedreño (Cartagena, 1962). ...

Sobre este blog de Cartagena

Palabras, derribar la gran esquina y catar la verdadera realidad de la existencia.


Archivo

  • 29
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia Cartagena empresarios Cooec

    Juan Palomo

    Miren que lo intento, pero no puedo evitar entrar al trapo de este culebrón que al final como todos los cuélebres acaba despedazando a los arrieros y dejando a salvo a los de siempre. Cuando veo algunos sucedidos y la palabra empresario de por medio se me dispara el sarpullido y  estoy a punto de pedir por escrito que me borren de donde nunca me he apuntado y que me tengan por emprendedor, por currante o por cualquier cosa que evite el término, no sea que me confundan con lo que nunca querré ser.

    Lo del asunto COEC no es fácil de entender para quienes nos encontramos inmersos en los problemas que una pyme genera día a día y no nos deja un minuto libre para la paz y aún menos para la guerra.  Que si ahora voy con este, que si ahora contra este, que si ahora con aquel, que si contra el otro, que si sólo o mal acompañado, que si falta no sé qué papel y lo mejor de todo es que quien al final se alce con tampoco se sabe bien qué victoria, representará al empresariado cartagenero que previamente ha sido representado a su vez por 142 personas. 

    No se esfuercen que ustedes tampoco lo van a entender. Esto va como si para las generales nos juntaramos por comunidades de vecinos o por asociaciones de amigos del caballo o de las vespas, y cada una de esas agrupaciones eligiera a uno que elegirá a otro pareciendo que lo elegimos todos, como si la necesidad de intereses igualitarios en el empresariado fuera por sectores de negocio y no por objetivos reales siempre implícitos en el tamaño de la empresa, o dicho de otro modo, usted que tiene una tiendecita de confección en la calle San Fernando aunaría sus intereses con Amancio Ortega si ambos estuvieran en COEC,  en fin un lío que para resolverlo sólo hay que mirar a la Grecia antigua o la wiki para entender cómo va esto del sufragio universal y cómo se elige de verdad libremente y cómo de verdad uno puede hacer que sus necesidades sean oídas.

    Comprenderán que este sistema al final deja pista para despegar los intereses comunes y estos acaban identificándose en su naturaleza por el tamaño reinante y no por el sector no-reinante o si no mezclen en el restaurante zapateros, notarios, constructores, farmacéuticos, textiles, abogados y navieros y ya verán como por lo último que se agruparán en la mesa será por sectores. Esto no es lo que necesitamos. Necesitamos auténticos servidores para el espectro general del empresariado que aúnen la única naturaleza común presente en todo empresario: alguna vez fue un emprendedor. Para servir y aunar, uno no se pelea con el de arriba los lunes, miércoles y viernes y con el de abajo martes y jueves, ni busca recovecos, ni alianzas de loctite caducado que no aguantan el primer tirón. Que desmonten este sistema que no nos representa, que suena a casta -que diría el otro- y dejen de azuzar el gallinero, que lo que necesitamos son servidores y lo que nos preocupa es el lobo, los lobos que devoran las empresas, que no son los mismos para las grandes y para las pequeñas y que todos conocemos. De esos de momento, no hay quien hable.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook