Blog 
La Escuadra
RSS - Blog de Javier Pedreño

El autor

Blog La Escuadra - Javier Pedreño

Javier Pedreño

Javier Pedreño (Cartagena, 1962). ...

Sobre este blog de Cartagena

Palabras, derribar la gran esquina y catar la verdadera realidad de la existencia.


Archivo

  • 31
    Marzo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia Cartagena

    ITV y el diluvio universal

    Lo tiene difícil si intenta averiguar qué hay detrás de esa factura que usted pagará religiosa y periódicamente cada vez que acuda por imperativo legal a pasar la itv de su vehículo. Más de cincuenta empresas o entidades componen un entramado que extiende sus tentáculos hasta rodearnos a todos sin que sepamos bien cómo hemos llegado hasta allí, el caso es que  sólo unos metros traspasada la línea le invadirá la sensación de haber cruzado un paso fronterizo de una república exsoviética donde divisará unas enormes colas mientras con tono impersonal alguien detrás de unas cristaleras blindadas le informará que tiene entre dos y tres horas de espera, seguro de que es su única opción pacientemente irá recorriendo  metro a metro hasta divisar a alguien de uniforme que le indicará finalmente que avance hasta sus mismos pies, entonces le pedirá los papeles y con un tono entre lo amable y lo robotizado le dará unas instrucciones que usted pondrá todo su empeño en cumplir mientras se sentirá invadido por la temerosa intuición de aquellos exámenes orales del bachillerato que hicieras lo que hicieras sabías que acabaría mal.

    Como el vehículo es el tercero de casa y apenas circula sólo ha recorrido 3000 km en los dos últimos años, no obstante le sacarán algunos defectos leves que no lo eran en la anterior itv y otros, que lo eran, se habrán corregido solos, que el dios de la carretera también obra sus milagros en cochera cerrada. Mientras, el Peugeot 505 de su derecha, con 430000 km, también conseguirá el mismo papelito y le dirán que vuelva en dos años y su dueño estará licenciado para recorrer los 100.000 km que piensa hacerle entre revisión y revisión y aun recorriendo en un año los mismos kilometros que su Ibiza en quince, los dos gozarán de idéntica salud técnica, porque así lo ha determinado la itv.

    Uno, que es de letras,  piensa que un elemento móvil se desgasta por el uso, no sólo por el tiempo, pero esto no debe ser importante para la seguridad vial, que va con el calendario, como tampoco lo es el carnet de esos abuelos que a los 80 años y un dominio sobrevenido del simulador, consiguen pasar la prueba médica por cinco años más en los que tendrán algunas oportunidades de coger la autopista al revés o arrastrar a cinco ciclistas.

    Al final parece que sólo controlan aquello que pueden medir con unas inversiones hechas en cadena por organizaciones elefantiásicas y piramidales en las que cambiar un método es dar al traste con el plan de amortización. Fácil sería etiquetar los neumáticos y vincularlos a cada vehículo o empezar a medir elementos de verdad importantes para la seguridad, más allá de que sude algo de aceite el motor como le pasa a cualquier Harley Davidson recién comprada. Siempre que yo he ido a la itv he tenido al menos una hora de espera, y más o menos 60 euros de coste por unos 5 minutos de ingeniero, mi dentista, con un montón de aparatos y un local en pleno centro es infinitamente más barato y tres calles cotizando a ese ritmo todo el dia me salen no menos de 18000€/día para pagar media docena de jóvenes ingenieros y amortizar unas instalaciones que nos las sabemos de memoria y nunca reconocemos nada nuevo cuando acudimos.

    No me parece mal que quien tenga un negocio gane dinero, sea de quien sea,  lo que parece evidente es que si estuviera regulado por oferta y demanda y no  con esos modelos y tarifas monopolizadas tendríamos en nuestra casa alguien que dos días antes de vencer la itv nos recogería el vehículo, nos regalaría dos noches de  hotel y un número para el sorteo de un coche nuevo de marca y modelo inspeccionado,  pero bueno, doctores tiene la iglesia.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook