Blog 
La Escuadra
RSS - Blog de Javier Pedreño

El autor

Blog La Escuadra - Javier Pedreño

Javier Pedreño

Javier Pedreño (Cartagena, 1962). ...

Sobre este blog de Cartagena

Palabras, derribar la gran esquina y catar la verdadera realidad de la existencia.


Archivo

  • 22
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia Cartagena

    El Angel Custodio

    La calle Del Carmen se llena de flores, velas y homenajes silenciosos de quien pasa y para sin saber bien quién tiene la culpa de tanto dolor y se pregunta si la vida es justa y hace ajustes de cuentas por su propia cuenta o si es injusta desde la más absoluta injusticia que arrebata hasta la vida a un inocente después de haberle quitado previamente casi todo lo demás.

     No le tenemos miedo a la muerte, ni al fin de este invento, ni al nuevo principio -si lo hubiera-  es a la vida a la que de verdad tememos, a la mala vida, a esa que por el motivo que sea nos acaba arrebatando la rutina, la familia, la salud o la libertad y en el propio principio arrebatador arrasa con ella misma en el acto más kamikaze que pueda interpretarse.

    La muerte siempre tiene una explicación, un fallo cardíaco o una perforación de páncreas, da igual, esa es la parte menos importante porque lo que realmente mata es la tristeza, la impotencia, la desesperación o la rebeldía ante una realidad inevitable. Cuántos han muerto en la cárcel con una sólida explicación científica cuando la enfermedad cumple su función, cuando la vida ya no tiene sentido y ese soplo no-entendible que nos mantiene vivos, deja de insuflar y todo acaba y enseguida lo traducimos para entenderlo: un corazón parado o un páncreas que no filtra bien o esa extrema delgadez o vaya usted a saber.

    Al final, esta muerte es una más entre tantas, esos tumores galopantes que han matado a familiares o presos o lo que se le ponga por delante a la cautividad provisional o no provisionada, seguro que recuerdan la lista de cuántos han enfermado y fallecido cuando se arrebata la libertad a ellos o a sus familiares. Sólo unos pocos son capaces de sobreponerse como héroes y seguro que también los recuerdan.  Si en el penúltimo cumpleaños un pepito grillo le hubiera soplado al oído que para el próximo aniversario estaría encarcelado y para el siguiente muerto, lo habría interpretado como una de esas locuras que de vez en cuando perforan nuestras cabezas, sin embargo a veces la realidad supera a la ficción.

    No entraré en culpables o inocentes, no me atrevería,  pero sí en que esta víctima no lo es sólo de la enfermedad que es la explicación fácil, un sistema que castiga sin saber bien qué se castiga nos suena raro a los ciudadanos de a pié cuando vemos luego que un 25% de los presos preventivos son absueltos, lo del principio de culpabilidad y de inocencia se nos complica, estamos en otro tiempo, en otro siglo, la informática podría decir mucho en el derecho penal, hay dispositivos con precisión de cinco metros que permiten asegurar que a un imputado se le imponga un límite geográfico sin necesidad ni de presentarse cada lunes en ningún juzgado -como si uno sólo pudiera fugarse en lunes-  y mucho menos de permanecer encarcelado provisionalmente por riesgo parecido, tal vez los motivos sean otros y doctores tiene la iglesia, a los de abajo nos queda sólo intentar entenderlo cuando percibimos que no hay medios técnicos para evitar encarcelamientos provisionales pero un helicóptero último modelo te fotografía a máxima resolución si circulas a 125 km/h.

    Este hombre y su familia ya han pagado la pena de su muerte. No sé si el sistema tomará nota o lo dejaremos todo en manos del fallo cardiaco o de la pancreatitis, que es más fácil de controlar.

    El Angel Custodio

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook