Blog 
La Escuadra
RSS - Blog de Javier Pedreño

El autor

Blog La Escuadra - Javier Pedreño

Javier Pedreño

Javier Pedreño (Cartagena, 1962). ...

Sobre este blog de Cartagena

Palabras, derribar la gran esquina y catar la verdadera realidad de la existencia.


Archivo

  • 08
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia Cartagena

    El adn de la cadena

    No se si recuerdan aquella pancarta con la que el Talavera recibió al Toledo en un partido de fútbol con aquello de ‘la ciudad de Talavera saluda al pueblo de Toledo’, humor no faltaba pero tampoco le cabía nada más que eso que ven, pura guasa.

    Muy comentado ha sido el último pregón de nuestro alcalde, -incluso se dijo que avivaba la cuarta Guerra Púnica- y aunque la cosa no sea para tanto estaremos de acuerdo en que no tenemos el cuerpo para estos menesteres, por decirlo fino. Nadie discutirá que con más azúcar todo es más dulce, que todo es poco o que siempre falta de todo para llenar una caja que bien distribuida es insaciable para cubrir necesidades,  pero con la que está cayendo los discursos nacionalistas, separatistas, cantonalistas o simplemente reivindicativos del yo más para tú menos y viceversa, tienen los días contados. Las cadenas siempre son cadenas aten del lado que aten y si miro al MC busco la honestidad perdida, la cercanía del aquí mismo, contra  la lejanía y el más de lo mismo de los partidos de siempre, busco todo lo que estáis pensando pero no quiero encontrarme con su tinte reivindicativo de provincialidad, seguro de que aunque esté presente en su adn, el sentido común lo seguirá manteniendo aletargado,  como dicen que ocurre con el adn de la especie humana respecto a la poligamia o a otras muchas tendencias ya superadas, supongo que para bien.

    Hoy el discurso pasa por unir, por integrar, por generar punta de lanza con el win to win que dicen los anglos y que es nuestro ganar-ganar, por generar sistemas en los que todos salgamos beneficiados, como en los buenos negocios, hoy la cosa va de que los catalanes se queden, no de que se vayan, de que seamos capaces de acoger al máximo número de refugiados y derribar las fronteras que dibujan un mapa que no se sostiene al que le sobran metros de línea pintada con negro de separar y le falta anchura de mente y de cintura trazada con blanco de unir.

    Lo contrario, aunque suene a progre, es sólo la consecuencia de un pensamiento trasnochado que nos devuelve a los ancestros y que la historia ha demostrado no servir para nada, salvo para enriquecer a los que vendían los escudos y las espadas en las púnicas y a los que venden alambre para las vallas de ahora.

    Entiendo que a todos nos gusta dejarnos llevar por el espíritu Mas ante las multitudes, pero repetir mentiras más fuerte no las convierte en certezas. La linea que esta llevando nuestro ayuntamiento me gusta, seguramente nos gusta,  las cadenas, mejor para una noche loca.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook