Blog 
La Escuadra
RSS - Blog de Javier Pedreño

El autor

Blog La Escuadra - Javier Pedreño

Javier Pedreño

Javier Pedreño (Cartagena, 1962). ...

Sobre este blog de Cartagena

Palabras, derribar la gran esquina y catar la verdadera realidad de la existencia.


Archivo

  • 14
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia Cartagena

    Desconciértame otra vez

    Uno anda bastante desorientado estos días y es que cuando alguien se expone mediante selfie grabado a sí mismo cometiendo un supuesto delito y lo hace público, tiene sus riesgos y si un pintor con cuatro empleados se recrea con cámara oculta mientras alguien cuenta unos miles de euros en Escombreras entregados para cobrar antes otros cuantos miles debidos por su trabajo, lo último que debe pensar es que el delito tiene que ver también con quién da, que pocas opciones debía tener. Sin embargo la ley va como va y el orden de los factores no altera el producto y con ese plan a ver quién se atreve a denunciar si después de cornudo acabas apaleado que dirá el pintor metido a debutante del séptimo arte. 

    En medio del lío de los papeles de Panamá nos hemos confundido entre nombres que no sabemos si la cosa era una recepción con bombones del embajador o una lista de presuntos delincuentes, -ministro Soria incluido- porque convendría saber que no es pecado tener dinero por el hecho de tenerlo, ni siquiera por tenerlo en cualquier lugar del mundo, el pecado es no decir que lo tienes y no tributar por ello y si esto era poco sólo había que añadir el nombre mediático por excelencia para poner todo patas arriba y es que cuando la cosa tiene que ver con Mario Conde los periódicos suben la tirada, los telediarios abren,  e incluso mientras transcurre el resto de noticias, el pequeño cuadradito nos transmite en directo lo que pasa en la puerta de la casa del investigado y los titulares se repiten sin desperdicio, he llegado a ver lo de ‘el cartero siempre llama dos veces’ o ‘el banquero reincidente’ antes de ni siquiera saber qué pasa y esto con detención incluida de hijos, yernos y allegados que no ha sucedido con Urdangarin, con Rato con los Pujol, con Bárcenas, con Barberá, ni con ningún otro que alcance mi memoria a quien se le haya imputado delito judicial o incluso mediático y eso que algunos de estos fueron elegidos por los ciudadanos con lo que hasta siendo el rasero igual para todos, sería injusto, y lo contrario ya no se sabe bien lo que es.

    Ya digo que el desconcierto me invade y como no entiendo nada de estos asuntos llama poderosamente mi atención que algunos estén libres por llevarse la pasta fuera y otros detenidos por traerla dentro, por no hablar de cifras, que Pujol es a 3.300 millones de euros, como Conde parece que es a unos 15 millones según las noticias que van sucediéndose y como los billetes seguramente iban marcados ya casi todos los medios dicen que el dinero era de Banesto y que no pueden ser restos de los 13.000 millones de pesetas que ganó con Antibióticos. Estaría bien que fueran de Banesto y que se devolviera la pasta a los accionistas y si hay delito, que vuelva a pagarse, pero  también me alegraría que lo robado público, desde fondos reservados, comisiones ilegales y el largo etcétera que todos tenemos en la cabeza, vuelva para que sea descontado de su declaración de la renta y de la mía, ahora que estamos en el tajo.

    Mi desconcierto alcanza incluso a preguntarme por qué la gente que tiene pasta acaba llevándola fuera a países donde se tributa por ello y es legal y aquí no puede serlo, incluso me pregunto por qué no se quedan allí con su pasta y no necesitarían traerla ni correr riesgos innecesarios, que el buen clima tampoco es para tanto, porque pretender que alguien que gana más de 60.000 euros al año acabe tributando al 45% y no busque alternativas habiendo nacido en España parece ilusorio. Que nadie se atreva a lo de ‘Mario, se fuerte’,  no sea que en una de esas le acaben haciendo otra vez presidente de gobierno, que para muestra un botón.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook