Blog 
Juego de series
RSS - Blog de José Antonio Martínez Perallón

El autor

Blog Juego de series - José Antonio Martínez Perallón

José Antonio Martínez Perallón

Fan incondicional de todas (o casi todas) las expresiones de cultura popular y conocedor de numerosos datos que queda bien repetir, aunque puede que no valgan para nada.

Sobre este blog de TV

Una mirada a las series por las que debes dejarte atrapar y de las que debes evitar.


Archivo

  • 31
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Diez series para Halloween

    Diez series para Halloween Ya sé que esto de Halloween es una fiesta que se han inventado los yankees y que lo que aquí se ha hecho toda la vida es la Festividad de todos los Santos. Pero entre quedarse en casa viendo reposiciones teatrales de Don Juan Tenorio en blanco y negro en La Dos y protagonizadas por Concha Velasco o disfrutar de una buena serie de terror...vamos que no hay color. Además el horror es uno de los géneros de moda, después de años de estar denostado. Ya ha vivido unos años de gloria en el cine y ahora también lo tenemos en la televisión. Aquí va una propuesta sobre qué diez series van bien con esta noche de culto a lo macabro. Algunas de ellas están pendientes aún de estrenarse en España, por lo que revisando los trailers se nos ponen los dientes largos cuan vampiros.

    10) The Strain: El director mexicano Guillermo del Toro adapta sus novelas de la Trilogía de la Oscuridad a la televisión. La serie arranca con la misteriosa llegada de un avión a Nueva York cuyos tripulantes parecen haber sucumbido ante un extraño virus. Del Toro vuelve a sus monstruos favoritos, los vampiros. La primera temporada de trece episodios ya ha finalizado en Estados Unidos y se ha dado luz verde a una segunda con otros tantos episodios que empezará a rodarse este noviembre y se emitirá a lo largo de 2015.

    9) Penny Dreadfull: Una recreación del Londres victoriano de finales del siglo XIX de la mano de otro director estrella del séptimo arte, Sam Mendes. Drácula, Frankenstein y Dorian Grey son algunos de los monstruos con los que nos podremos encontrar y que van aterrorizando las calles. Tras una primera temporada de ocho episodios (el piloto dirigido por Juan Antonio Bayona), el canal ha renovado por otro año más con diez capítulos.

    8) Sleepy Hollow: Cuando nadie espera nada de algo, es probable que te sorprenda. Es lo que ocurrió el año pasado con esta serie de Fox que acabó siendo una de las sorpresas de la pasada temporada y por la que nadie apostaba. Los personajes de Washington Irving reaparecen en el época actual y asistimos al enfrentamiento de Ichabod Crane con el jinete sin cabeza. Brujas, demonios y extraños sucesos asedian a esta población, volviendo sobre el eterno conflicto entre el bien y el mal. Para esta segunda temporada, las perspectivas eran tan altas que hay quien ya se ha decepcionado.

    7) True Blood: Una de vampiros de la mano de HBO y que nos acaba de dejar. En sus siete temporadas, nos cuenta la vida de un pueblo de la América profunda después de que los vampiros decidan salir del armario. No apta para los seguidores de Crepúsculo. Como toda serie de esta cadena, mucho sexo explícito, personajes que viven al límite y sangre a borbotones. Aunque durante sus primeras temporadas los fans la encumbraron a los más alto, llegando a hablarse incluso de la posbilidad de adaptarla al cine, con los años la cosa cada vez se iba desmadrando más y  ya parecía que todo era cosa de enseñar carne. Los productores han decidido echar el cierre.

    6) Helix: Todo un homenaje al clásico de terror de los 80, La Cosa, con un grupo de científicos encerrados en una base del ártico con un extraño patógeno. Mezcla de terror y de ciencia ficción, uno de sus principales artícifes es Ronald D. Moore, uno de los mejores guionistas de la revitalización de la franquicia Star Trek en los 90 y creador de la nueva versión de Battlestar Galactica. Y es que, como dicen las promos de esta serie, el virus es sólo el comienzo.

    5) La zona muerta: Adaptación de la novela de Stephen King a la televisión y que David Cronnenberg ya llevó al cine en los 80. Es una serie de seis temporadas producida por otro los artífices de la resurreción trek, Michael Piller. El personaje que interpreta Anthony Michaell Hall, tras pasar seis años en coma, descubre que tiene la capacidad de predecir el futuro. Decidirá utilizar sus dones para evitar tragedias, con lo que muchos episodios son autoconclusivos. Sin embargo, a medida que utiliza sus dones, sus visiones serán cada vez más apocalípiticas.

    4) Buffy Cazavampiros: Hay que tragarse muchos prejucios para sentarse a ver esta serie, pero lo mejor es disfrutarla atiborrándose de palomitas. Tras una primera temporada espantosa, si llegas a la mitad de la segunda no podrás dejar de verla. Joss Whedon se carga el tópico de que la rubia mona es la primera en morir en las películas de terror y, a medida que avanza la serie, parodia otros lugares comunes del género, mientras va creando su propia mitología. Buffy Summers es la Cazadora y armada con hachas, mazas, espadas o cualquier cosa con la que atravesar a los chupasangre lucha por limpiar las calles de Sunnydale en California. Cada año había un especial de Halloween, en donde los vampiros se quedaban en sus tumbas pero llegaban otras amenazas. Muchas de las actuales series de superhéroes beben de Buffy, por lo que no es causalidad que Whedon haya sido el elegido para llevar al cine a Los Vengadores de la Marvel. Épica.

    3) Los Simpsons: Desde la segunda temporada, es un clásico cada año el episodio de la familia amarilla dedicada a la festividad de Halloween. Cada capítulo suele contar con tres historias cortas, en la que la familia de Springfield hace su particular revisión de grandes títulos del cine de terror y ciencia ficción. Edgar Allan Poe, The Outter Limits, George A. Romero, La Mosca, el Hombre Lobo, El Resplandor... La lista de homenajes da para una enciclopedia. Y es que se nota que Matt Groening es un fan de género.

    2) American Horror Story: Cada año una historia diferente, con los mismos actores interpretando a distintos personajes. ¿Qué temporada te gustó más? ¿La de la casa encantada?, ¿la del sanatorio mental de los años 60?,  o ¿ese aquelarre de brujas ambientado en Nueva Orleans? Ryan Murphy acumula todos los tópicos del género de terror para hacer del gusto por el exceso su particular marca de la casa. La estrella indiscutible de la función es Jessica Lange, que cada año nos regala a un gran personaje. Esta cuarta temporada que acaba de empezar en Estados Unidos está ambientada en un circo durante los años 50.

    1) The Walking Dead: El lobo es un lobo para el hombre. Adaptación del cómic de Robert Kirkman, donde la humanidad se ha visto diezmada por el apocalipsis zombi. La lucha por la supervivencia de aquellos que aún no son muertos vivientes es encarnizada y cada temporada vemos ejemplos de cómo el ser humano puede caer aún más bajo. Y es que el mensaje de fondo es que lo mejor que le podría pasar al mundo es que los zombies ganaran de una vez. Las reflexiones más profundas sobre la condición humana, se dan cita con las escenas de acción. En cada capítulo podemos aprender muchas maneras nuevas de volarle la cabeza a un caminante. Cada año es mejor y la etapa de la granja, de la que muchos reniegan, hace bastante que quedó atrás.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook