Blog 
Grada alta
RSS - Blog de juanjo perez perez

El autor

Blog Grada alta - juanjo perez perez

juanjo perez perez

licenciado en periodismo y en económicas. Periodista de vocación y profesor de profesión

Sobre este blog de Deportes

Blog deportivo con actualidad y batallitas


Archivo

  • 04
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los que corren

    Correr no es de cobardes. Alguien lo dijo en una ocasión, resultó gracioso y quedó establecido como dogma de fe, pero no es así. Una mentira repetida no se convierte en verdad. Kevin López y Juan Carlos Higuero, platas en el europeo de pista cubierta en 800 y 3.000 respectivamente tampoco lo son. Ni ellos ni los millares de corredores anónimos que salen cada día a trotar por nuestras calles. Se les puede ver en cualquier época del año, haga el tiempo que haga, luchando contra sí mismos en una competición por correr más tiempo o por hacerlo más rápido con una constancia y un sacrificio dignos de encomio.

    No son famosos ni lo serán nunca. Tampoco se ganarán la vida con el deporte, pero sin el deporte morirían. En un país donde el fútbol lo devora todo, consuela comprobar que todavía queda gente que corre por el extraño placer de cansarse, de sudar, de poner el corazón a mil revoluciones para después recobrar el pulso poco a poco mientras regresan a su rutina diaria, a sus problemas cotidianos, a la carrera de la vida que todos disputamos sabiendo que no saldremos vivos de ella.

    Yo los admiro. Desde que empecé a jugar de portero porque era el puesto donde menos había que correr y  aprobé la educación física con un agónico test de Cooper que recuerdo como una de mis proezas deportivas, siento envidia sana de ellos. Los envidio por su constancia y por su capacidad de sacrificio y porque he intentado engancharme a correr en varias ocasiones y he acabado desistiendo. Por eso me gusta que me cuenten sus entrenamientos y sus participaciones en carreras populares. Me gusta saber cuánto hacen por kilómetro y en qué puesto quedaron.

    Mientras otros deportes se juegan, este se sufre, pero ellos siguen corriendo. SIn equipo, sin pelotas, sin accesorios, sin poder esconderse, sin cambios. Sin excusas. Uno corre contra sí mismo y no puede echarle la culpa al árbitro ni a la mala suerte. Se trata de correr y superar tus límites. Parece fácil pero hace falta algo más que un par de zapatillas para conseguirlo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook