Blog 
Fondo de biblioteca
RSS - Blog de Doctor Rico

El autor

Blog Fondo de biblioteca - Doctor Rico

Doctor Rico

Somos periodistas. Nos gusta leer y nos gusta hablar de los libros que leemos

Sobre este blog de Cultura

Leemos y recomendamos libros. No somos críticos, pero nos aferramos a nuestra pasión literaria como quien se abraza a un primer amor. Y recordad... todo está en los libros


Archivo

  • 03
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    De la serie True Detective a Galveston

     

    Por MARIOLA SABUCO

    Nick Pizzolatto, el creador de la celebérrima serie True Detective, ha publicado su primera novela: Galveston. El minimalista título responde al nombre de la ciudad de Texas donde discurre la acción de esta historia sobre perdedores que muy bien podría ser traducida a una serie televisiva. Pizzolatto mantiene en la novela la sordidez y la precisión de los guiones con los que ha fascinado en la ficción True Detective, pero cambia la perspectiva de la trama. Si en la televisión el protagonismo es para los «buenos», para quienes persiguen el mal; en el caso de Galveston, la historia gira en torno a un asesino de la mafia rusa que opera en EE UU: Roy Cady, a quien Pizzolatto retrata, explica y hasta justifica para llevarnos hasta un personaje de carne y hueso con el que vivir la amargura de su «oficio» y hasta comprender el porqué hace lo que hace. Pero nadie debe buscar en Cady ningún rasgo de Tony Soprano, pese a que ambos comparten un lema vital: «Si haces algo bien, nunca lo hagas gratis», así como un trabajo tan poco usual como es matar.

    La novela de Pizzolatto es negra y original. Sólo tiene, para mi gusto, un pero; la naftalina redentora final que también he encontrado en El jilguero de Donna Tartt, algo que en mi opinión reblandece y resta en la impresión indeleble que una buena novela de este género debe dejar en el lector hasta pasado un tiempo. «Hay ciertas experiencias a las que no puedes sobrevivir», dice Roy Cady en un momento de la novela, pero él sobrevive y cambia porque «lo único que sucede es que el pasado se coagula como una catarata o una costra, una costra de memoria delante de tus ojos. Hasta que un buen día la luz la traspasa». Para ser una primera novela, en un terreno tan difícil, el resultado hay que admitir que es muy prometedor.

    Galveston, de Nick Pizzolatto, editorial Salamandra, 284 páginas, 18 euros libro en papel, 8,99 euros ebook. En total, cuatro horas y 57 minutos de una entretenida lectura que se debiera acompañar con una canción mítica como Shout de Lulu.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook